La gente está tan acostumbrada a comunicarse a través de las palabras, que muchos no saben que hay otras formas de hacerlo. Mientras tanto, los habitantes de un pequeño pueblo en Turquía se comunican mediante un lenguaje silbado, cuyas particularidades han sorprendido a algunos científicos.

Este método de comunicación fue muy popular en pequeños pueblos de Turquía antes de la llegada de los teléfonos, ya que permitía comunicarse a larga distancia.

Para estudiar este inusual fenómeno, los científicos Onur Güntürkün, Monika Güntürkün y Constanze Hahn, realizaron una investigación de campo.

“Usted no puede articular tan fuerte como puede silbar, por lo cual el lenguaje silbado se puede escuchar a kilómetros de distancia, a través de abruptos cañones y altas montañas”, explicó uno de los autores del estudio, Onur Güntürkün, de la Universidad Ruhr de Bochum en Alemania, citado por el diario ‘Daily Mail’.


Durante la investigación, los científicos llegaron a la conclusión de que el turco silbado utiliza la información léxica y los códigos sintácticos del turco, pero los transforma en silbidos que varían en tono y línea melódica.

Onur Güntürkün, que es turco, confesó que encontró el lenguaje sorprendentemente difícil de entender.

“A mí, como un hablante nativo de turco, me llamó la atención que no entendía ni una sola palabra cuando estos chicos empezaron a silbar”, relató el científico. “¡Ni una sola palabra! Después de una semana, empecé a reconocer algunas, pero solo si sabía el contexto”, añadió.

Si bien la misma existencia de este lenguaje es curiosa, el estudio ha permitido a los investigadores poner a prueba la idea de que el lenguaje, independientemente de su estructura física, es una actividad realizada por la parte izquierda del cerebro, ya que descubrieron que “el turco silbado crea una contribución equilibrada de los hemisferios”.

Según los investigadores, se trata de un detalle muy importante que desafía los conocimientos existentes, ya que significa que la dominancia del hemisferio izquierdo sí depende la estructura física que tome el lenguaje.

“Somos increíblemente afortunados de que exista un lenguaje de este tipo”, comentó Güntürkün. “Es un verdadero experimento de la naturaleza”, agregó.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR