Actualmente se habla de la mujer millennials, no es más que un término acuñado a la mujer moderna; esa mujer que lucha día a día debatiéndose entre diferentes roles, el rol profesional, el del hogar, la mujer preparada, deportista, hija, amiga etc. Estas mujeres se caracterizan por ser muy independientes, profesionalmente capacitadas, siempre luchan por demostrar que están a la par con el mundo masculino, se preocupa por estar saludable, generalmente están solteras y sin hijos; o si los tienen y son casadas cumplen roles multifacéticos en su hogar. ¿Qué les ocurre a los 30? Es la crisis de las mujeres millennials al llegar al tercer piso.

Las mujeres modernas suelen graduarse a temprana edad pues terminan sus estudios en el tiempo correcto o en menos, nunca paran su proceso de capacitación siempre tienen algo que hacer, estudiar o aprender, tienen una inmensa necesidad de abrirse camino entre un mundo aún dominado por hombres, entonces siempre deben demostrarse preparadas y listas para estar a la par de cualquier hombre. Las relaciones personales no siempre ocupan un primer plano, por eso es común que aplacen el matrimonio y la maternidad hasta la tercera década de sus vidas. En algunos casos ya tienen hijos o pareja, entonces aumenta la presión por mantener el ritmo en el trabajo y abarcar el rol de madre, cuidadora, cocinera, tutora de tareas, esposa, compañera etc.

La crisis de las mujeres millennials al llegar al tercer piso, es decir, al cumplir los 30 las mujeres nacidas entre el 84 y el año 96, es que este tipo de mujeres pasan por un período de decadencia tal que algunas hasta necesitan un año sabático para re-ordenarse y recuperarse del bache. ¿Qué sucede? Bien, estas mujeres sometidas a tanta presión durante largo tiempo se desgastan más física y mentalmente, lo que las lleva a atravesar por un período de decaimiento; no rinden de la misma manera, se sienten agobiadas, inconformes y hasta frustradas pues son siempre demasiado exigentes consigo misma.

La crisis de las mujeres millennials al llegar al tercer piso 1Esta crisis las lleva a replantearse la orientación de sus vidas, buscan abrirse paso en nuevos caminos, quieren cambiar de trabajo, emprender nuevas áreas, e iniciar proyectos. Algunas incluso solicitan un o dos meses de permiso laboral para recomponerse; este tipo de situaciones no se daban en otras generaciones, quizás es porque no había tanta presión y exigencia en sus hombros.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR