¿Para qué fue creada la CIA?

    Los conflictos interbélicos producidos a principios y mediados del siglo XX amenazaron con acabar la civilización como la conocemos hoy en día, las causas de las dos guerras mundiales responden a una serie de avaros líderes que buscaron implementar su gobierno más allá de sus fronteras, por lo que no ha de extrañarnos que después de una masacre de tal magnitud —como las ocurridas en Hiroshima y Nagasaki— los líderes mundiales terminaran por rendirse y concederle el triunfo a quien fue en principio mediador del conflicto y posteriormente líder del bloque de los aliados: los Estados Unidos de Norteamérica.

    Sin embargo, muy contrario a lo que la opinión pública pensaría en ese momento, el fin de la Segunda Guerra Mundial abrió paso a lo que se conoció como Guerra Fría, una serie de conflictos de espionaje entre Estados Unidos y Rusia que buscaba mantener a raya al enemigo, evitando que siguieran haciendo pruebas para crear armas de destrucción masiva. En este sentido, nacieron agencias de espionaje como la CIA —por los Estados Unidos— y la KGB —por parte de Rusia—, estas agencias son antagónicas en sus principios, pero iguales en funciones. Hoy te contaremos sobre una de ellas: la CIA.

    La Agencia Central de Inteligencia, cuyo nombre original en inglés es Central Intelligence Agency (CIA), ha sido estimada como una de las mayores agencias de inteligencia del Gobierno de Estados Unidos, sus principales centros de operaciones se encuentran en las ciudades norteamericanas de  Langley (Virginia) y Washington D. C.

    La CIA cuenta con una red de espionaje que posee los equipos tecnológicos más sofisticados del mundo y su modus operandi contempla enviar funcionarios en calidad de trabajadores a las embajadas de diferentes países. Como dato importante, es necesario destacar que es el único ente que trabaja independiente del Gobierno de los EEUU, ya que solo debe rendir cuentas a su Director Nacional de Inteligencia.

    Entre las principales funciones de esta agencia se encuentra recopilar información sobre gobiernos extranjeros, corporaciones e individuos; analizar esa información junto a los otros datos recogidos por sus agencias hermanas; y proporcionar una evaluación sobre inteligencia para la seguridad nacional, para que así Estados Unidos enfoque correctamente sus políticas.

    ¡Compártelo en tus Redes!

    COMPARTIR