Usualmente los suspiros son asociados con los estados de ánimo del ser humano, gracias a sus emociones: amor, tristeza, alivio o cansancio. Se han desarrollado estudios para poder comprender la existencia del suspiro y cuál es su función biológica más allá de ser una demostración física de lo que internamente siente una persona.

Los suspiros funcionan como un mecanismo de control indispensable para conservar la funcionalidad de los pulmones; al suspirar bajo cualquier presión se desea generar calma, al igual que al generar cualquier tipo de actitud física al momento de sentir cualquier emoción. Si no se realizan este tipo de inhalaciones y exhalaciones el cuerpo no funcionaría como realmente debe causando la muerte; el cuerpo funciona automáticamente por medio de señales que genera el sistema nervioso central, diariamente la persona sin estar consciente suspira como mínimo unas doce (12) veces.

Regulan considerablemente la respiración corporal, la cual es necesaria para oxigenar todo el organismo y sobre todo el cerebro. El suspirar es indispensable para el cuerpo humano; si esto no se realiza los alvéolos colapsan, estos son unos sacos pequeños fundamentales para el buen funcionamiento del sistema respiratorio. En cada pulmón existen alrededor de 500 millones de alvéolos, quienes se dedican al intercambio de dióxido de carbono y oxígeno en el sistema respiratorio y los pulmones.

La importancia de suspirar - 2

Los suspiros son respiraciones profundas, la respiración habitual del cuerpo no alcanza para que estos pequeños sacos se abran y no colapsen, por lo tanto, el cerebro indica al cuerpo realizarlo sin necesidad de un estímulo propio cada vez que detecta que los pulmones requieren de este proceso. Si no se realiza esto, los pulmones comienzan a demostrar fallas, y ya que el sistema respiratorio es de suma importancia para el transcurso de trabajo interno del organismo, es importante saber la importancia de la funcionalidad del cuerpo.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC Mundo
COMPARTIR