La melatonina tiene la llave para establecer nuevas y más eficaces formas de combatir el cáncer. No dejan lugar a dudas en este sentido las conclusiones de un estudio realizado por el Centro de Neurociencias y Biología Celular de la Universidad de Coimbra.

Un equipo de investigadores portugueses coordinado por Ignacio Vera yPedro Oliveira ha logrado demostrar que esta hormona que ayuda a regular el sistema inmunitario combate con excelentes resultados la beligerante actividad de las células cancerígenas.

«La melatonina ajusta el ciclo sueño-vigilia, mantiene un envejecimiento saludable y estabiliza los mecanismos de inmunidad», explica el informe, publicado por la revista «Oncotarget».

La clave reside en su papel mitocondrial, es decir, en la intensidad con que suministra la energía celular, que depende de su evolución. Esta circunstancia desemboca en un axioma que los científicos han descubierto durante sus ensayos: que la melatonina sólo puede considerarse eficaz en un determinado estado evolutivo de la célula cancerígena.

Ignacio Vera ha declarado al respecto: «Hemos descubierto que la melatonina mata las células cancerígenas a través de una vía mitocondrial. Cuando las mitocondrias están activas, la melatonina disminuye la proliferación de esas células e impide la producción de la energía que necesitan».

Y añade: «Nuestro estudio permitirá una estrategia prometedora en lostratamientos tumorales ya que se atacará de manera selectiva a las células cancerígenas responsables de su reincidencia».

La consecuencia será que las terapias afinarán su exactitud, pues se demuestra que deberán adaptarse al estado evolutivo y energético de las células cancerígenas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR