Sobre las creencias religiosas de Adolf Hitler existen diferentes versiones, así como de su opinión acerca de la religión y sus verdaderos vínculos con la Iglesia Católica. 

Con frecuencia, este tema ha sido debatido históricamente entre biógrafos y termina siempre en controversia por las distintas inconsistencias, discrepancias e incongruencias que encuentran entre las declaraciones privadas y los discursos públicos de Hitler.

Si bien el Führer era oficialmente católico, no volvió a pisar el suelo de una iglesia desde que salió de la casa de sus padres. No obstante, realizaba el pago del impuesto eclesiástico y en ocasiones hacía mención de Dios en sus discursos, posiblemente como parte de una estrategia política para atraer a la mayoría de alemanes católicos.

Según versiones de sus más cercanos, el líder nazi tenía una muy negativa opinión acerca del cristianismo, aunque dicen que tampoco se identificaba con el ateísmo. En la Alemania de esa época, la falta de creencias religiosas no era vista con buenos ojos debido a que se relacionaba con la ideología comunista.

Tal vez la forma más adecuada de describir a este polémico personaje es como un místico. Hitler era creyente, pero ¿en qué creía? Es algo que aún no está aclarado.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEMUY HISTORIA
COMPARTIR