El precio del petróleo se ha derrumbado de nuevo debido al significativo aumento de la producción diaria iniciada en junio de 2015 por la OPEP y a la intención de Irán de incrementar sustancialmente la extracción tan pronto como se levanten las sanciones internacionales. Actualmente al mercado del petróleo le espera un futuro “sin precedentes”, creen los analistas de Goldman Sachs.

Los expertos del gigante bancario estadounidense Goldman Sachs Group Inc. han predicho esta semana un nuevo descenso de los precios del petróleo debido a la falta de instalaciones de almacenamiento de crudo, informa Bloomberg. En lo que va de año, la oferta diaria en el mercado mundial de petróleo superará la demanda en 2 millones de barriles, y en 2016 en 1,8 millones de barriles diarios. Los analistas de Goldman Sachs opinan que a este ritmo todos los depósitos de petróleo estarán llenos ya en el otoño de 2015.

Además, Goldman Sachs señaló que las reglas del mercado de petróleo han cambiado, informa ‘Business insider’. “La estructura del mercado del Nuevo Orden Petrolero no tiene precedentes”, afirmaron los expertos, que explican que el equilibrio de poder entre las empresas más grandes y más pequeñas en el mercado ha cambiado.
Anteriormente, las grandes empresas petroleras integradas —como BP y Exxon Mobil— y las compañías petroleras de propiedad estatal controlaban la mayor parte de la producción más eficiente de bajo costo, mientras que las compañías más pequeñas se enfrentaban a más barreras para entrar en el mercado. La explotación petrolera exigía grandes inversiones en plataformas y equipamiento, balances masivos o respaldo estatal, que eran prácticamente imprescindibles para entrar en el mercado. Pero con la irrupción en EE.UU. de la tecnología del ‘fracking’, de menor costo, la situación ha cambiado. Y como resultado, el suministro de petróleo continúa funcionando en el mercado, ya que las empresas ‘fracking’ son capaces de producir petróleo barato y abandonar los pozos rápidamente cuando se vuelven inservibles o no rentables.

Y las grandes petroleras lo han notado. En una nota a sus clientes esta semana, los analistas de la compañía de servicios financieros globales Credit Suisse señalaron que la petrolera estadounidense ConocoPhillips y la francesa Total indicaron que el precio de la producción de esquisto para EE.UU. caerá el 30% y que el 80% del petróleo de esquisto producido tendrá sentido financiero si se produce con precios por debajo de 60 dólares por barril a finales de este año.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR