A pesar de las desigualdades la economía en Latinoamérica debido al descenso en los precios de las materias primas, Quito, capital de Ecuador, ha venido desarrollándose gracias al auge de su industria turística.

Quito es una ciudad atravesada por una modernización tardía y su antigüedad colonial, la cual le da un color único, donde se complemente lo mejor del pasado y las promesas de futuro; ofreciendo al turista la oportunidad de hacer un paneo histórico a lo largo de los últimos 500 años de su historia. Desde la vida netamente urbana a esa otra arraigada en hermosas tradiciones.

Lo primero que debe saber es que esta ciudad bicéfala presenta un Quito Antiguo y un Quito Moderno, en los que encontrará por igual aspectos fascinantes que le harán querer volver.

El Quito antiguo está bañado por una memoria histórica que descansa en su arquitectura colonial donde los ecos del pasado susurran al oído del visitante para enamorarlo.

Entre estas está la portentosa Basílica del Voto Nacional al norte del ciudad, que le regala una de las mejores vistas a la ciudad y que de noche es todo un espectáculo por su iluminación de verdes y azules coronado con un faro medieval.

Las 2 Caras de Quito historia y modernidad - 1

La Plaza Santo Domingo es una parada obligatoria, aquí el turista espectador apreciará la artesanía de las capillas, los retablos tan particulares y las imágenes de bulto y lienzo que rememoran una época imbuida en intensa fe religiosa.Las 2 Caras de Quito historia y modernidad - 2

Parecida experiencia  ofrecerá al visitante la Iglesia San Francisco que atraviesa el zócalo de extremo a extremo, cuya construcción data de los años 1535.

Aparte de las fastuosas iglesias y conventos que rodean esta zona de la ciudad, están también calles icónicas como Calle Cuenca Quito, que mantienen aun su particularidad colonial y donde los empedrados y la iluminación de comienzos de la noche hacen pensar que se está en otro tiempo; mientras se transita quedamente en ellas.

Las 2 Caras de Quito historia y modernidad - 3

El Quito Moderno, ubicada en la parte norte de la ciudad, en cambio, concentra un orden más laico y modernizado que se caracteriza por incorporar la mayor actividad financiera, grandes cadenas hoteleras como el Quito Buildings o el Hotel Hilton Colón.

En zonas como Calle Brasil Quito se observa otra faz de la ciudad más cercana a la modernización y globalización económica, manifiesta en tiendas de artículo de marcas extranjeras.

Este lado de la ciudad ofrece parques naturales como La Carolina, con su laguna para dar un paseo en bote o, caminar en el jardín botánico e incluso llevar a los niños a ver teatro infantil y títeres.

Asimismo, si te interesa la diversidad del ecosistema de Quito, puedes visitar el Museo de Ciencias Naturales que tiene colecciones sobre el tema.

Es decir, Quito es un tránsito de estaciones y de épocas que complacen los gustos más sacros hasta los más profanos de sus visitantes.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR