Mascarillas con vitamina C, mucha agua y un masaje de pies ayudan a reponerse de una noche movida.

Luego de una noche de excesos, la piel se ve deshidratada y cansada por las horas de desvelo y las toxinas del ambiente al que estuvo expuesta. El dolor de pies no da espera, y el consumo de alcohol y comida rica en grasa y azúcar empieza a notarse en el malestar corporal.

Por esto, para recuperarse después de una celebración, los expertos recomiendan beber mucha agua, consentir la piel y descansar. “Luego de la fiesta, la piel se ve seca porque la falta de sueño hace que disminuyan ciertas hormonas que ayudan a la recuperación celular durante la noche”, cuenta Aída Rojas, dermatóloga del Centro Dermatológico Federico Lleras, quien da algunos consejos para mejorar el aspecto del rostro al día siguiente.

“Al llegar a casa es indispensable hacer una limpieza facial, desmaquillarse es vital; y luego conviene una mascarilla de aloe natural que recupera e hidrata la piel”, dice la experta.

En cuanto a los pies, para evitar el cansancio hay que asegurarse de que los zapatos durante las horas de baile sean cómodos. “Los pies tienen que soportar el alto de los tacones y todo el peso del cuerpo, esto hace que se inflamen y empiecen a doler”, afirma María Fernanda Pérez, fisioterapeuta del Hospital San Ignacio. Pero como ir a una fiesta elegante sin usar tacones no es una opción, Pérez recomienda que los zapatos sean adecuados y no tan altos, para que los pies sufran menos.

Los expertos en nutrición saben que los líquidos serán los mejores aliados para darle combustible al cuerpo y disminuir los síntomas de cansancio, dolor muscular y guayabo.

¡Me duele el cuerpo!

Para reducir el dolor de pies que dejó la celebración, María Fernanda Pérez recomienda meter los pies en agua tibia con sal marina para relajar y reducir la inflamación. “Para la cintura -añade-, es bueno hacer estiramientos elevando las piernas y movimientos circulares con el tobillo para que las articulaciones descansen”. Sin embargo, lo mejor es usar un calzado cómodo para evitar las molestias y disfrutar la fiesta hasta el final.

El cuello también resulta afectado por los saltos y movimientos constantes; en este caso, lo aconsejable es mover los hombros hacia adelante y hacia atrás, y girar la cabeza hacia ambos lados para relajar y hacer que el dolor desaparezca.

Recárguese de nuevo ‘combustible’

La deshidratación se da porque el cuerpo se expone a grandes cantidades de alcohol, disminuye el nivel de azúcar en la sangre y esto produce el dolor muscular.

Benjamín Ramírez, en bioquímica y nutrición, explica que “para recargar energías lo mejor es una bebida hidratante que contenga glucosa y sales minerales. También, líquidos con bicarbonato de sodio que ayudan a mejorar el pH sanguíneo”.

Para el desayuno: según el experto, la primera comida del día no debe incluir alimentos sólidos que dificulten la digestión. “La mejor opción es que el desayuno contenga alta cantidad de líquido, puede ser frío o caliente, caldos y alimentos fáciles de digerir. No se recomienda consumir bebidas con lactosa, porque generan complicaciones para la desintoxicación”.

Las frutas ácidas aceleran la hidratación por su alta concentración de azúcar. Tomar jugo de naranja, de mandarina o una limonada fresca aumentará la glucosa, y comer trozos de guanábana ayudará a desaparecer los síntomas gracias a su pH neutro.

Por último, es bueno hacerse un masaje en el cuero cabelludo usando la punta de los dedos para estimular la circulación y dormir mejor.

Y al día siguiente hay que refrescar la piel

A la hora de elegir productos hidratantes para mejorar el aspecto de la piel, luego del desvelo, es importante revisar sus componentes y elegir los que tengan vitamina C y E”, explica la dermatóloga Aída Rojas.

El contorno de ojos refleja sin piedad la falta de sueño y los excesos. Después de una noche larga, las ojeras aparecen y uno de los mejores remedios es colocar bolsas de té verde, que ayudan a desinflamar y disminuir el tono oscuro que aparece en esta zona.

Para eliminar la resequedad de los labios es necesario usar productos específicos para esta parte del cuerpo. Rojas aconseja, también, “aplicar una barra labial varias veces al día, evitar el exceso de saliva (ya que esto produce lesiones) y tomar 2 litros de agua diarios para mantenerlos hidratados”.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR