¿Cuánta discriminación hay en contra de las mujeres en el lugar de trabajo? Bueno, literalmente está hasta en el aire de acuerdo con un estudio elaborado por dos investigadores europeos.

La mayoría de las oficinas modernas utilizan un sistema de control de temperatura que se basa en la tasa metabólica de un hombre de 40 años con un peso de 70 kilos.

Esto representaba al trabajador promedio en la década de 1960, el momento en que se adoptó por primera vez este estándar, pero no está vigente actualmente.

“Encontramos que los estándarse globales –al menos en cuanto tasa metabólica–se basan en un hombre promedio”, dijo el investigador Boris Kingma a CNNMoney.

Kingma y Wouter van Marken Lichtenbelt, quienes son investigadores de la Universidad de Maastricht Medical Center en Países Bajos, publicaron su estudio el lunes en el diario Nature Climate Change.

Los dos creen que los estándares de temperatura deberían ser acorde a la “composición corporal” de las personas que están en cierto edificio y eso haría un ambiente más idóneo para la mayor parte de las personas.

El asunto no es en realidad sobre género sino sobre la existencia de cualquier minoría, como niños y ancianos, que tienen una tasa metabólica diferente a la de los hombres de 1960.

Claro, que el grupo minoritario más presente en las oficinas son las mujeres, por eso es posible que las veamos tapadas con bufandas y suéteres todo el día.

“Las mujeres generalmente son más pequeñas que los hombres y tienen un porcentaje de grasa corporal mayor. Así que su tasa metabólica es entre 20 y 30% menor”, dijo Kigma, quien es un biofísico.

En un estudio de control con 16 mujeres, los investigadores encontraron que la temperatura ideal para las ellas era hasta 15 grados más arriba que para los hombres.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR