La industria de una de las piedras preciosas más codiciadas del mundo está en problemas en el mercado del gigante asiático, pero no es porque a las mujeres chinas ya no les guste su brillo.

De acuerdo con Bloomberg, voceros de la industria de los metales preciosos, proyectan una rápida expansión de la demanda de la clase media emergente en China y la India. Por esta razón, el líder mundial del mercado de diamantes, De Beers, pronosticaba el año pasado que la industria mundial de diamantes crecería de US$ 25.000 millones a US$ 31.000 millones en el 2018, impulsado principalmente por los mercados en crecimiento.

China se convirtió rápidamente en el segundo mercado más grande de diamantes del mundo, después de Estados Unidos quien actualmente absorbe el 40% de la demanda mundial. Sin embargo, la desaceleración que está sufriendo la economía China actualmente está haciendo estragos en las decisiones de inversiones en bolsa del commodity brillante.

Un analista de minería del banco inglés, Barclays, aseguró que “si hay algún producto que pueda sentir impacto por los eventos recientes en China, es el de los diamantes,” pues “las decisiones de compra de diamantes dependen de la confianza del consumidor, la cual se relaciona con los rendimientos del mercado de acciones”.

Esto se debe a que es común que las mujeres chinas compren metales preciosos, entre ellos los diamantes, como inversión, según explicó el analista de minería en Liberum de Londres, Ben Davis. Pero luego de las intervenciones del Gobierno Chino en el mercado de valores local han provocado que la confianza de los inversionistas vaya en picada, reflejada en la caída de la demanda de estas piedras preciosas en el mercado bursátil.
No es solo en China

A su vez, la coyuntura económica actual ha tenido un impacto en la economía China y en su mercado, pero también los recientes eventos del gigante asiático como la sorpresiva devaluación del yen y la baja demanda de ese país de crudo han promovido la caída en la demanda de diamantes en otros países.

La demanda de Rusia y el Medio Oriente se ha ralentizado debido a la debilidad del rublo frente al dólar y a los bajos precios del petróleo, pues se han encarecido sustancialmente los bienes importados por Rusia, y los bajos precios del petróleo le han quitado capacidad adquisitiva al Medio Oriente.

Es por esto que De Beers, se está preparando para enfrentar una demanda global mucho más baja que la de los años anteriores, pues espera producir un poco menos de 29 millones de quilates, comparado con las ventas del año pasado que alcanzaron 32,7 millones.

Además, los precios de los diamantes en bruto han caído un 20% desde mediados del 2014 y el precio al por mayor de diamantes terminados ha caído también un 15% en este año.

Pese a este panorama, los grandes exportadores de diamantes, entre ellos De Beers, siguen siendo optimistas y sostienen altas expectativas de crecimiento de la industria, pues las mujeres nunca han dejado de admirar la belleza de las piedras preciosas, y según ellos, nunca lo harán.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR