Con un análisis de sangre de alta sensibilidad será posible identificar a aquellas personas que acuden a urgencias ante una sospecha de infarto que realmente puede sufrirlo. El análisis detecta los óptimos de troponina cardiaca, una proteína, que podría descartar un diagnóstico de infarto en casi en dos tercios de las personas que acuden a urgencias.

Según explican los autores de esta investigación que se publica en «The Lancet», si se usaran estos niveles de forma habitual en los centros hospitalarios se podría duplicar el número de pacientes a los que se les podría dar de alta de manera inmediata sin necesidad de las horas que hay que esperar actualmente para descartar totalmente el riesgo de un ataque cardíaco.

No hay que olvidar que una de las causas más frecuentes de hospitalización en todo el mundo es el dolor torácico agudo. Las guías internacionales recomiendan que las personas que experimentan este dolor sean ingresadas en el hospital para realizarles pruebas con el fin de detectar niveles muy altos de troponina (por encima del percentil 99): una señal inequívoca de que se ha producido un ataque al corazón.

Pero, subraya Anoop Shah, de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), «nosotros hemos identificado una concentración de esta proteína (menos de 5 nanogramos por decilitro) por debajo de la cual los pacientes tienen un riesgo muy reducido de infarto, ya sea durante el ingreso o en los 30 días siguientes».

De esta forma, y gracias a el análisis de sangre, se podría dar de alta, de forma segura, a muchos pacientes que actualmente tienen que permanecer en urgencias durante horas. «Los hallazgos podrían reducir los ingresos hospitalarios innecesarios y proporcionar un ahorro económico».

El estudio ha empleado una versión más sensible del test que puede detectar niveles mucho más bajos de troponina en la sangre y ha analizado los niveles de troponina en más de 6.000 pacientes con dolor torácico ingresados en 4 hospitales de Escocia y EE.UU.

Y los científicos encontraron que un umbral de troponina de <5 ng/L identificaba al 61% de los pacientes con muy bajo riesgo de ataque al corazón con un alto valor predictivo negativo del 99,6%. Dicho valor predictivo negativo persiste independientemente de la edad, el sexo, los factores de riesgo cardiovasculares o la enfermedad cardiovascular previa. Al año, estos pacientes tenían un riesgo tres veces menor de ataque cardiaco y muerte cardiaca que los que presentaban niveles de troponina de 5 ng/L o más.

Síntomas comunes

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR