¿Imagina comprar un imperio económico por un dólar? Todo el mundo anhela comprar algo valioso a precio de ganga. Lo que quizá pocos acertaron a soñar es que podrían adquirir negocios millonarios por precios tan irrisorios como un dólar o unos pocos miles como máximo.

Esas oportunidades existen, aunque no siempre son lo que parecen.

En algunos casos son negocios que tienen importantes deudas, otros corresponden a mercados que caen en picado y los hay que son tan caros de mantener que nadie quiere hacerse cargo de ellos. Pero ojo, también existen las verdaderas oportunidades: importantes partes de las empresas más exitosas del momento se vendieron por unos cientos de dólares.

A continuación, algunos de los casos más importantes en los que se han dado estas situaciones.

Una mina de US$631 millones vendida por tan sólo un dólar

Se puede empezar por el último caso.

A finales de julio la mina de carbón de coque Isaac Plains (estado de Queensland, Australia), fue vendida por la minera brasileña Vale S.A. y la japonesa Sumitomo Corp. a la compañía australiana Stanmore Coal Ltd por un sólo dólar, según informó la agencia de noticias Bloomberg.

El precio del carbón ha caído en picado, por eso el valor de las minas se está hundiendo.

Hace sólo tres años que esta mina fue valorada en US$631 millones y la propia Sumitomo adquirió la mitad de la propiedad por US$312 millones.

¿Se han vuelto locos los dirigentes de estas compañías?

No. Este es el típico caso de un mercado afectado por una importante crisis.

Los precios del carbón de coque, que se utiliza para fabricar acero, han caído hasta los US$85 la tonelada. La misma alcanzaba US$330 en 2011, según Bloomberg.

Los recursos de la mina están estimados en 30 millones de toneladas. Ahí quedan esperando mejores tiempos.

Un aeropuerto español por menos de US$11.000

El pasado mes de julio un grupo inversor chino llamado Tzaneen Internacional se adjudicó un aeropuerto nuevo en Ciudad Real (España) por menos de US$11.000.

La noticia causó un gran estupor en el país, pues las instalaciones costaron casi US$500 millones.

El aeropuerto de Ciudad Real (España) costó US$500 millones.

Este aeropuerto se estrenó en 2008 y tenía una de las mayores pistas de aterrizaje de Europa, con una terminal de 28.000 metros cuadrados.

Sin embargo, en 2012 quebró, ya que apenas tuvo 100.000 pasajeros en ese tiempo.

Y tuvo que ser subastado judicialmente, siendo la única oferta la del grupo chino.

Al ser tan baja su oferta, se ha abierto un nuevo plazo hasta el 14 de septiembre para buscar otras ofertas. Pero si nadie acude a la subasta, los inversores asiáticos tendrán su ganga.

Un 10% de Apple por sólo US$800

No siempre una ganga esconde detrás un negocio ruinoso o lleno de deudas escondidas. A veces aparecen verdaderas oportunidades debido a las malas decisiones que toman los vendedores.

Uno de los casos paradigmáticos es el de Ronald Wayne.

El nombre puede no decir mucho, pero si se explica que fue uno de los fundadores de la archiconocida empresa tecnológica Apple (junto a los famosos Steve Jobs y Steve Wozniak) la percepción del personaje cambia.
Ronald Wayne fue fundador de Apple junto a Steve Jobs y Steve Wozniak.

Este estadounidense de 81 años cometió uno de los mayores errores empresariales conocidos: doce días después de fundar la empresa, el 13 de abril de 1976, vendió sus acciones (el 10% de la empresa) por US$800.

Wayne al principio confió en la idea de Apple (él mismo diseñó el famoso logotipo), pero al recibir los primeros pedidos de ordenadores de una empresa con fama de mal pagadora se asustó. Él era el único de los fundadores que tenía propiedades y pensó que, si había algún problema, sería el más perjudicado, pues tenía bienes que se podían embargar.

Así que se quitó de encima sus acciones.

En febrero de 2015, Apple se convirtió en la primera empresa del mundo en superar los US$700.000 millones en capitalización bursátil, cifra que a menudo se utiliza para medir el valor de una empresa.

Por tanto, las acciones de Wayne valdrían hoy US$70.000 millones.

Creó Twitter y lo vendió por US$7.000

Otro gran error y otra gran ganga.

“Sí, vender mi participación de Twitter fue un error” de unos cuantos millones de euros. La historia del ingeniero Evan Henswah-Plath, de 38 años, se resume en esa frase que le toca repetir en cada entrevista o en cada seminario que imparte.

Henshaw-Plath era una de los líderes de Odeo, la empresa en la que se creó Twitter. Él fue uno de los cinco creadores de esta red social.

Twitter está valorada en unos US$ 24.000 millones.

Su error fue no confiar en el producto. Al poco de crearlo, Henshaw-Plath vendió su parte de la compañía por US$7.000.

“En aquel momento nadie podía adivinar lo que iba a ser Twitter, era un proyecto pequeño con apenas cientos de usuarios. Yo tenía amigos con empresas mucho más prometedoras”, se justificó en una entrevista concedida al periódico ABC.

Nunca imaginó que Twitter alcanzaría los 300 millones de usuarios actuales y un valor de unos US$24.000 millones, según le calculan diversos analistas.

Dicho en menos de 140 caracteres: ahora podría ser inmensamente rico.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR