Los cambios hormonales, ambientales y nutricionales normalmente afectan el cabello, por eso quizá un niño puede tener el pelo con una textura específica y a medida que crece cambiar incluso de color y en el caso de los adultos los malos hábitos hacen que el pelo pierda su textura y brillo.

Para la nutricionista Viviana Vargas la buena alimentación es muy importante para el bienestar de todo el cuerpo y para tener un cabello saludable la alimentación es clave, “es importante que incluyamos dentro de esa alimentación los ácidos grasos omega 3, que son grasas esenciales que el cuerpo no puede fabricar y necesita recibir de fuentes como el pescado y la linaza”.

Entre las recomendaciones alimenticias de la nutricionista se deben consumir pescados como salmón, atún o sardina mínimo dos veces por semana y adicionar linaza a los jugos diariamente es una excelente opción incluyendo la papaya “que es un excelente coadyudante para la absorción de nutrientes. También la avena en hojuelas incluida en los zumos de fruta es una excelente opción”.

En general en la alimentación se deben consumir frutas y verduras todos los días, es esencial para obtener el aporte de minerales como el zinc, el ácido fólico, las vitaminas A,B y C.

La estilista profesional Viviana Florez considera que las mujeres son más cuidadosas con el cabello que los hombres, quienes solo empiezan a cuidarlo cuando ven que se les está cayendo, con entradas pronunciadas o alopecia que a muchos les molesta. Pero que también hay mujeres que cometen muchos errores.

Para la blogger de belleza y temas femeninos colombiana Carolina Ortiz de www.carortiz.com y quien hace poco creó un producto para el cabello, es muy importante que tanto hombres y mujeres le presten la debida atención a su cuidado.

Consultamos con estos especialistas y en conclusión estos son los malos hábitos que tanto hombres como mujeres tienen y que no son para nada saludables para el cabello.

1. Utilizar todos los días la plancha: “al usarla diario el cabello pierde la humedad que necesita para mantenerse bonito, brillante, sedoso y además va perdiendo la elasticidad”, según la estilista un cabello al que todos los días se le pasa la plancha se le nota: es rígido, no tiene movimiento, luce enfermo.

2. Abusar de las decoloraciones: Una cosa son las tinturas y otra muy distinta las decoloraciones. La decoloración es un proceso químico que se hace para aclarar el cabello de 7 a 8 tonos y en general se usa antes de las tinturas. “La idea es no decolorar el cabello más de 4 veces al año y bajo la supervisión de un profesional que sabe los tiempos y conoce el procedimiento”.

3. No cortarse las puntas: Es otro error que por pequeño que parezca es vital. “El cabello se debe cortar como mínimo cada 3 meses para que crezca sano, brillante y a la vez para que crezca más, también es recomendable la mano de un profesional”.

4. No cuidarlo del sol: El sol también es dañino para el cabello y eso la gente no lo ve, usa antisolar para la cara, el cuello, los brazos ¿y para el cabello?. Hay tratamientos que son termoprotectores y que hacen una película que lo protege de los rayos ultravioleta. “Cuando uno va a tierra caliente es recomendable usar en el pelo este tipo de termoprotectores, los hay de muchas marcas y variados precios y para diversos tipos de cabellos, para los naturales, para los teñidos, para los que tienen mechas, para el pelo seco, grasoso, hay para todo. Si una persona tiene buenos hábitos cuando se va de vacaciones a clima caliente y se cuida el cabello puede llegar con este más bonito. El mar también lo daña si no se aplica nada”, dice Viviana Florez.

“Yo evito usar tratamientos que tengan aceites en el sol, y uso cremas para peinar que ayuden al pelo cuando me expongo al sol, si vas a la piscinas o al mar y te vas a mojar el pelo, es mejor mojarlo antes con agua dulce o en la ducha para que no absorba el cloro o la sal del mar”, afirma Carolina Ortiz.

5. Rascarse el cuero cabelludo: “Ese es un mal hábito, lo veo mucho, la gente está como estresada y se saca heridas y el cuero cabelludo es muy sensible, lo más importante en nuestro cabello, la raíz está formada de células vivas, es ahí donde están los nutrientes y rascarse todo el día de esa manera tan intensa no es para nada bueno”, afirma Viviana Florez. Si el caso es de caspa consulte con un profesional que le recomiende un producto medicado para tener mejores resultados.

6. Abrirse las horquillas: cuando el cabello es muy maltratado se puede ver como si cada hebra se partiera en dos, “conozco personas que se abren las hebras y lo que hacen es dejar el cabello más delgado, más débil y ahí lo que hay que hacer es cortarlo, sino se sigue dañando más hacia la raíz”.

7. Lavarse el cabello con jabón de baño: “ese es un error muy común en los hombres, ellos también deben cuidarlo, bañarse con un champú adecuado para su tipo de cabello, sea que tenga caspa o exceso de grasa o sea seco, en el mercado hay muchos productos”.

8. Cualquier gel para los hombres: ese es otro error masculino, “los hombres, para verse bien peinados, se aplican cualquier tipo de gel, y lo recomendable es que usen el mejor del mercado, ya que el gasto es mínimo y les hace más daño usar cualquier producto, muchos tienen exceso de alcohol que pueden deshidratar el cabello, los malos productos, son en gran parte causantes de la alopecia temprana en muchos hombres”.

9. Comer mal: alimentarse mal se nota también en el cabello, para la nutricionista Viviana Vargas entre los hábitos inadecuados está la falta de desayuno, la falta de frutas y verduras en nuestra alimentación (de tres a 5 porciones al día), la falta de agua (mínimo 4 vasos/ día) y desorden en los horarios para realizar las comidas – (espacios de tres horas).

10. Los mitos de las mascarillas: hay controversias en cuanto al tema, según Vargas “la nutrición es mas eficaz cuando la haces desde adentro. Las mascarillas con huevo definitivamente no funcionan ya que el huevo por su componente principal que es la proteína no garantiza que nutra el cabello cuando esta crudo, sus enlaces peptidicos necesitan de la cocción para que se rompan y sean absorbidos y entren en las células, en ese orden de ideas es mejor incluir el huevo en le desayuno que desperdiciarlo en una mascarilla para el pelo”.

Carolina Ortiz recomienda realizar mascarillas con aceite de coco, “es el producto que tiene mas capacidad de restauración capilar, devolviendo la elasticidad y nutrientes que necesita el pelo. Se aplica en el pelo seco, mechón por mechón, peinando varias veces para que el producto penetre las hebras capilares. Si puedes dormir con él mucho mejor. Y al otro día los lavas y ves los resultados desde la primera lavada”.

La química Alina Lucía Imbeth Luna del Laboratorio de Investigación y Producción Ecológica Pure Chemistry explica que el pelo, en su parte visible es un tubo de células muertas queratinizadas (células de la piel que han muerto y endurecido), y en la parte dentro de la piel (el llamado folículo) está compuesto de células vivas que permiten la renovación de dicha fibra en el llamado ciclo de crecimiento.

“Biológicamente el cabello tiene funciones de protección por ejemplo del cuello y cabeza de la radiación solar, también ayuda a la regulación de temperatura, entre otras funciones”.

A diferencia de otros mamíferos, los humanos tenemos un proceso embrionario constante de cabello, es el llamado ciclo de crecimiento con lo que se van renovando cabellos en periodos determinados por la genética, hormonas o factores ambientales. “Como es una fibra hecha de células muertas, el cabello contrario a lo que se cree no se nutre, pues no es capaz de metabolizar nutrientes y no se generan nuevos folículos, por esta razón los tratamientos con soporte científico y estudio clínico de acción, están enfocados es a regular el ciclo y de este modo corregir o mejorar las condiciones de crecimiento”, explica Alina.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR