La obra maestra de Leonardo Da Vinci sigue sorprendiendo a los especialistas y demostrando su indiscutida inmortalidad con la aparición de detalles y secretos que se revelan con el paso de los siglos.

Esta vez, un científico francés, Pascal Cotte, ha descubierto, mediante la utilización del Método de Amplificación de Capas, que debajo de la célebre Mona Lisa hay un retrato oculto. La misteriosa imagen muestra a una modelo mirando hacia un costado, y pudo ser vista luego de 10 años de estudio de esta obra con el mencionado método, que implica la proyección de luces intensas sobre la pintura mientras una cámara mide las reflexiones de las luces, permitiendo la reconstrucción de la imagen entre capas coloreadas.

Gracias a esta técnica, explicó Cotte, “podemos analizar lo que pasa dentro de las capas de pintura y podemos pelar como una cebolla todas las capas del cuadro (…) y así reconstruir toda la cronología del proceso de creación”.

Este nuevo hallazgo se opone a la teoría generalizada de que la Mona Lisa era el retrato de Lisa Gherardini, la mujer de un comerciante de seda de Florencia: Gherardini es quien aparece en la capa oculta del cuadro, y no es la misma mujer que la Mona Lisa. Cotte añadió que bajo la superficie hay dos imágenes más: un retrato con la cabeza y la nariz más grandes, pero labios más pequeños, y otra al estilo de la Maddona. Todas estas sorprendentes revelaciones han causado un gran revuelo en el mundo de los expertos en la historia del arte, ya que algunos se resisten a aceptar las hipótesis que se desprenden del descubrimiento.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR