Hoy en día ser soltero es una decisión y una opción de vida que cada vez están adoptando más personas. Por un lado, muchos están motivados por la idea de libertad, espacio propio, diversión, mientras, en otros casos, están influenciados por razones culturales o económicas.

En esto, la generación de los millennials lidera la situación pues, de acuerdo con un estudio de National Marriage Project, más del 60% de esta generación no considera entre sus planes casarse, aunque tiene una pareja y nada que decir de la decisión de tener hijos, ya que es algo en lo que nopiensan hasta después de los 40 años.

Por eso, hoy en día es “normal” que una persona de 30 años aún viva con sus padres,  mientras que en décadas pasadas y en muchos países la costumbre era que una mujer se casara antes de los 30, de no hacerlo, se consideraba “solterona” y que se quedaría para “vestir santos”.

Al respecto, estadísticas de Pew Research Center, mientras en la década de los 80 el promedio de edad para casarse era de 25 para hombres y de 22 para mujeres; en 2011 se aumentó a 29 para hombres y a 27 para mujeres. Y es así como se puede ver que ser soltero es una decisión que va creciendo no solo en el género femenino sino también en el masculino.

Entonces, si usted es una persona soltera, este artículo le ayudará a evitar tres errores en los que cae la mayoría que tienen también esta condición y que lo hará sentirse amargado:

  • No controlan su nivel de gasto

La mayoría de los solteros viven aún con sus padres y estos son los grandes proveedores de todo en el hogar. En esta época de la vida las personas solteras tienen muy pocas obligaciones y sus  gastos no tienen mayor importancia, por esta razón, ‘despilfarran’ su salario pues saben que no tienen grandes responsabilidades (como un hijo) o una pareja que motive a cambiar el comportamiento.

Muchos solteros manejan tarjetas de crédito y terminan sobre endeudándose, perdiendo su tranquilidad al estresarse por las cuotas de la  tarjeta o deudas adquiridas, que se deben pagar cada mes y lo peor es que, se dan cuenta que lo comprado no era necesario y muchas veces nunca lo usaron.

Los solteros que normalmente están en un rango de edad que no supera los 35 años les cuesta mucho trabajo controlar las ganas de gastar, pues en su imaginario creen que es el momento de divertirse y esta conducta se convierte en una prioridad, no entienden que las finanzas para solteros, existen y que  debe empezar a muy temprana edad, lastimosamente una gran cantidad de jóvenes sin pareja tienen una fuerte tendencia a ser muy consumistas y al despilfarro de su dinero.

  • Impedimentos con los bancos

Para las entidades financieras las personas solteras no representan un mercado atractivo de abordar debido a que puede que no siempre tengan un gran sentido de responsabilidad, su comportamiento de pago puede ser irregular, ya que tienen unas prioridades que se pueden basar en la satisfacción inmediata de sus necesidades. Entonces, el no tener un hogar conformado o el vivir con sus padres es algo riesgoso para la entidad en el momento de entregar un crédito.

Muchos solteros que pertenecen a la generación millenials  ni siquiera confían en el sistema financiero pues crecieron viendo como la crisis de los bancos hacia estragos en sus hogares, el sentimiento de desconfianza es mutuo de parte y parte, pues mientras los bancos se tardan varios días estudiando si le prestan o no a un soltero, los solteros no invierten en este mercado por la desconfianza, los altos costos financieros y porque prefieren evitarse tramitologías y hacer filas, buscando hacer todo por internet .

Existen muchos casos donde personas solteras han querido comprar vivienda propia y se les ha rechazado porque estos crédito especialmente son para familias conformadas, entendiéndose por esto, familias “tradicionales”  madre, padre e hijos, o madres solteras, unión libre, entre otras. Los últimos beneficiados por las entidades y fondos que apoyan la compra de vivienda son los solteros.

  • Esperan que todo se deba hacer en el futuro

Los solteros por lo general como están en la zona de confort donde susobligaciones financieras solo son sus gastos, no prevén el futuro, no toman decisiones de ahorro e inversión para tener un futuro económico y, por lo general, siempre piensan que empezaran a ahorrar unos años después dejando pasar el tiempo.

Todo su dinero lo gastan en viajes, fiestas, ropa, etc., pero no siempre destinan un porcentaje para ahorrar o invertir, sin darse cuenta que están dejando pasar la mejor etapa productiva de la vida para poder crear un buen capital o emprender su propio negocio, que en futuro le dará una buena calidad de vida.

Recuerde que ser soltero es una de las mejores épocas de la vida  por la libertad y el tiempo que se disfruta, pero también puede ser una etapa que marque negativamente a muchas personas si no saben enfocar sus metas financieras a futuro.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR