Una mascota en tu hogar puede llegar a ser más que un compañero un familiar, y ¿cómo no llegar a quererlos tanto? Si una mascota te brinda su cariño sin condiciones, no te juzga ni te critica, no te compara ni te discrimina o te hace sentir menos; cómo tu  mascota es de gran beneficio para tu salud física y mental.

Entre los beneficios que reportan la compañía de una mascota podemos contar con:

No te sentirás solo: no importa que los animales no puedan hablar y establecer una conversación contigo, el vínculo que se crea con una mascota te permite sentirte siempre acompañado, evita la depresión causada por la soledad y evoca un sentimiento de protección.

Antiestrés: estudios psiquiátricos han comprobado el cambio en las ondas cerebrales de los dueños de mascotas luego de compartir con ellas, notando una mejora bastante notoria en los niveles de estrés y una disminución de la depresión y la ansiedad. Por eso es bueno jugar, acariciar, y hasta hablar con tu mascota.

Son antidepresivos: una persona que tenga depresión no siente motivación alguna para moverse y salir de la cama, sin embargo al ser responsable de una mascota sabes que debes alimentarlo, limpiarlo, sacarlo a pasear; y este es un motivo para distraer la mente y relacionarse con un ser vivo.

Te hacen sentir feliz: el pasar tiempo y jugar con tu mascota te hace liberar oxitocina y genera dopamina, la hormona del bienestar, al mismo tiempo la hormona del estrés, el cortisol, disminuye, sí que te sentirás feliz.

Mejoran la autoestima: muchos estudios psicológicos han comprobado que una mascota puede ser de gran ayuda para aquellos niños y jóvenes con alguna dificultad del habla por ejemplo, ya que tu mascota no te juzga ni se burla de ti, mejorando tu seguridad.

Mejora tus habilidades sociales: con frecuencia tener una mascota te permite conocer nuevas personas y relacionarte con ellas, bien sea porque debes llevar a pasear a tu mascota, o le llama la atención a alguien que se acerque a conversar sobre ella, o cuando lo lleves por cuidados médicos o a comprar sus insumos.

Nos hacen responsables: tener una mascota implica tener el sentido de responsabilidad por un ser vivo, y nos invita a tener prioridades.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR