En nuestro mundo existen miles de personas, con miles de gustos diferentes: a algunas les gustan las experiencias extremas, una constante emoción; a otras les gusta la soledad, para poder pensar; otros buscan la tranquilidad, la paz mental, la alegría y la salud.

Todos quieren estar en paz consigo mismos pero, ¿cómo conseguirlo?, la meditación puede ser tu situación.

¿Qué es la meditación?

Es una práctica en donde el individuo busca entrenar su mente o la induce a un modo superior de conciencia, a través de diversas técnicas, con el fin de alcanzar la armonía con el resto del mundo.

La meditación le ofrece beneficios a nuestra salud mental: evita que el estrés que se acumula en nuestros organismos, previniendo a grandes rasgos los perjuicios en la salud que este conlleva.

Con la meditación también tu psicología sufre cambios, como también cada célula del cuerpo, esto pasa porque cada una de ellas se llena de energía y esa energía te proporciona alegría.

Otro de los beneficios de la meditación de un mejoramiento del sistema inmunológico, disminución de la presión sanguínea y de los niveles de lactato en la sangre, aminorando también los ataques de ansiedad.

A su vez disminuye los dolores que están conectados a la tensión, los dolores de cabeza, insomnio, problemas musculares, articulaciones y ulceras. Además produce un aumento de la creación de serotonina que mejora el humor y el comportamiento.

meditaciónDebemos resaltar que estos beneficios no son otorgados mágicamente, para poder disfrutar de ellos es indispensable meditar regularmente. Este es un ejercicio sencillo porque toma pocos minutos al día. Muchas personas afirman que cuando se combina la meditación a tu rutina diaria, se puede volver el mejor tu día a día.

Algunos expertos en esta área opinan que cuando somos personas muy ocupadas, la meditación se vuelve como una pausa, que nos hace disfrutar y refrescarnos diariamente. Debido a que buceamos en los profundo de nosotros y nos enriquecemos continuamente.

Desarrollarnos en esta práctica tiene beneficios para nuestro cuerpo, también para nuestra mente y espíritu. Estos tres puntos siempre los debemos considerar en nosotros, porque ellos son los que nos proporcionan el equilibrio en la vida, si estamos bien de salud, mental y espiritualmente, nuestra vida marcha armónicamente. Pero si alguno de estos pilares falla o se derrumba, los otros también empiezan a dar problemas, ya que los seres humanos estamos conectados por sentidos, emociones y afectos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR