Al hablar de bebidas naturales, sólo algunas tienen efectos positivos en el organismo si se toman regularmente. El té es de las pocas que entra en esta categoría, ya que sus componentes te pueden ayudar en demasiadas cosas que van desde el daño celular hasta ayudarte con algunas enfermedades.

A pesar de que existen demasiados tipos de té alrededor del mundo, uno de los favoritos por todos es el té verde, gracias a su excelente sabor. Sin embargo, no sólo tiene esa característica, también tiene una gran cantidad de antioxidantes, lo cuales evitan el envejecimiento prematuro. Otra característica es que está cargado de L- teanina que te ayudará a la memoria, la atención, el aprendizaje y la concentración.

También se presume que beberlo te puede ayudar a disminuir los niveles de estrés y  la característica más conocida es que ayuda a bajar de peso, ya que, según el Journal of Nutritional Biochemistry, acelera  el metabolismo y no permite que retengas líquidos.

¿En qué momento tomarlo?

Si tú eres un verdadero apasionado al té, quizá alguna vez te preguntaste cual sería el mejor momento para consumirlo. Antes que nada, debemos aclarar que los efectos en el organismo varían dependiendo de si se toma antes o después de cada comida.

Para las personas que deseen quitarse unos kilos de encima, lo recomendable es tomarlo unos 20 minutos después de cada comida permitiendo que la bebida queme las grasas antes de que tu cuerpo llegue a almacenarlas.

Tal vez tu sólo necesites una dosis de energía extra para tener un día productivo, pues lo mejor es tomar una taza durante las mañanas y esperar que la cafeína estimule tu sistema nervioso para comenzar a estar alerta. Además, tomarlo en esta hora ayuda mucho a las personas que están pasando por un cuadro de depresión muy ligero, gracias a sus propiedades energizantes y que evita la oxidación celular.

Aunque si tú tienes problemas con la absorción de hierro o tienes anemia, la Asociación Nacional del Té de Inglaterra recomiendan evitar estas bebidas ya que no permiten la correcta absorción de este mineral. Y si tú tienes problemas de insomnio no debes tomarlo antes de dormir, ya que la cafeína te podrá mantener despierto toda la noche.

Así que simplemente tendrás que tener en claro qué pretendes lograr consumiendo esta bebida, para que puedas consumirlo a la hora correcta. Además, debes tener en cuenta aquellos momentos en donde más que ayudarte, te podría perjudicar.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR