La idea de tener a Timothy Cook, gerente general de Apple, y Eric Schmidt, de Google, metidos en un proyecto de una ducha ecológica puede levantar varias cejas.

En esta oportunidad, se trata de un claro indicador del potencial de negocio de la regadera en cuestión.

Para más señas, ambos han sumado fondos al emprendimiento liderado por Carlos Gómez Andonaegui, que en solo tres días logró recaudar más de US$1 millón en financiamiento público, a través de la plataforma de crowdfundingKickstarter.

¿Y por qué esta ducha atrae tanto interés de gigantes corporativos? La explicación está en los gimnasios de Ciudad de México y en la dramática sequía que vive el estado de California, en Estados Unidos.

El origen
Carlos y Emilio Gómez

Gómez Andonaegui contó a BBC Mundo que unos cinco años atrás era el director general de una empresa que administraba 40 gimnasios en Ciudad de México.

“Por la ubicación de la ciudad, toda el agua que se recibe debe ser bombeada, lo cual incrementa los costos por este servicio. Eso es un verdadero problema cuando tienes todos esos gimnasios donde diariamente se bañaban 20.000 personas”, relata Carlos.

Ese era el costo variable más importante para el negocio, y había que buscar una salida.

Fue cuando Gómez Andonaegui recurrió a su padre, Emilio, entonces de 83 años, para desarrollar un sistema más eficiente de consumo de agua.

“Él es un hombre muy ingenioso, muy creativo”, comenta. Ese esfuerzo familiar marcó el arranque para lo que hoy se conoce como la ducha Nebia.

Cuánto ahorra

El diseño de la regadera propuesta por la empresa Nebia despierta el interés del público.

Para algunos, el dispositivo luce como una lámpara circular que cuelga de una base de aluminio parecida a los diseños de Apple.

Al abrir el grifo la cabeza de la regadera libera el agua atomizada, enviando gotas sobre una superficie 10 veces más grande que la de una regadera normal.

El reporte técnico indica que puede ahorrar hasta 70% (unos 14 litros de agua por uso) del agua utilizada por equipos convencionales, y es 13 más eficiente en el ahorro de energía.

“Dependiendo de los hábitos de una familia, podrían bajar hasta en 20% el consumo de agua con esta ducha”, afirma el emprendedor.

La sequía
Lagos de California afectados por la sequía

Para la página MarketWacht, una de las razones por las cuales este dispositivo ha generada la atención de empresas como Apple y Google es que se encuentra en San Francisco, California, una región azotada por una larga sequía, donde el ahorro del agua es fundamental.

Desde hace cuatro años la zona oeste de Estados Unidos padece una severa sequía, y en abril de este año los habitantes del estado de California comenzaron a sufrir restricciones de agua por orden de las autoridades estatales.

“Sin duda esa razón nos ha abierto muchas puertas”, dijo a MarketWacht Philip Winter, gerente general y cofundador de Nebia.

Por su parte, Wendy Schmidt, presidenta de la Fundación Schmidt, a través de la que Google ha hecho su inversión en Nebia, reafirma ese mismo sentido de utilidad.

“Es innovadora y elegante, y puede tener un impacto notable en el consumo del agua, no solo en California, donde estamos viviendo una severa sequía, sino en cualquier lugar del mundo donde las fuentes de agua son limitadas”, resaltó.

En ese sentido Carlos comenta que “estamos lanzando el producto en Estados Unidos, pero a través de la página Kickstarter puedes comprarla desde cualquier lugar de América Latina”.

¿Ecología muy lujosa?

Al principio esperaban obtener US$100.000 a través de Kickstarter, una plataforma de crowdfunding abierta para recibir dinero de la gente e instituciones.

Quienes apoyan el proyecto a través de Kickstarter, donde es posible participar con montos desde US$5, pueden comprar la ducha por US$249.

El precio de la ducha

El precio al público, cuando se culmine la etapa de recaudación de fondos, será de US$399.

Consultado por BBC Mundo sobre lo que muchos pudieran considerar un valor elevado para una ducha, Gómez Andonaegui indicó que “definitivamente será una barrera. Pero creo que en el mediano plazo podremos volvernos más competitivos. Cuando vayamos escalando en el mercado es posible que podamos ofrecer el producto a un precio más atractivo”.

Las primeras ventas en masa al público comenzarán a principios del próximo año.

“Nos encataria llegar a reudicir el consumo de agua en un 50% en una década, con proyectos bien diseñados, bonitos y sustentables”, comenta Gómez Andonaegui a BBC Mundo.

Mientras tanto, hay regaderas Nebia instaladas en los gimnasios de la Universidad de Stanford, de Google y de Apple, donde reportan que Tim Cook ha tomado ya varias duchas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR