microorganismos en elementos de uso cotidiano

Estamos expuestos cada día a inmensas cantidades y diferentes tipos de microorganismos entre los que pueden presentarse algunos virus y bacterias que resultan perjudiciales para nuestra salud.

A continuación encontrarás una breve descripción de los 7 elementos más sucios que están presentes en tu día a día:

Billetes y monedas

billetes-y-monedasEntre los millones de microorganismos que pueden encontrarse en los billetes y monedas, se ha descubierto que existen siete tipos de bacterias. Dentro de las más comunes están: Staphylococus epidermidis, Bacillus sp, Streptococus sp y Escherichia coli.


Teclado del ordenador

teclado-del-ordenadorEn este elemento se pueden acumular suciedades que propician el desarrollo bacteriano e incluso que favorecen la aparición de hongos que causan infecciones en piel y uñas.


Teléfono móvil

telefono-movilEs un elemento tan cotidiano en su uso como los billetes y las monedas, por lo que también aloja grandes cantidades de microorganismos. Uno de los problemas es que rara vez se desinfecta, por lo que mantiene un alto riesgo de propagar fácilmente infecciones.


Retrete

retreteVarios virus y bacterias pueden hallarse en este elemento, incluyendo los causantes de algunas enfermedades de transmisión sexual (especialmente en baños públicos). Aún así, la probabilidad de infección es baja.


Grifo

grifoPor la humedad que permanece en este elemento, es posible que se puedan albergar allí patógenos entéricos, como la bacteria E. coli, responsable principal de las infecciones gastrointestinales.


Esponja de cocina o estropajo

esponja-de-cocina-o-estropajoPuede llegar a contener más bacterias que el mismo retrete, incluso han llegado a encontrar en este elemento la bacteria Campylobacter, causante de muchas intoxicaciones alimentarias y del  síndrome de Guillain-Barré.


Agarraderos del metro, del tren o del autobús

agarraderos-del-metro-del-tren-o-del-autobusEn este tipo de elementos, los cuales están en contacto diariamente con cientos y miles de personas, residen todo tipo de microorganismos, particularmente aquellos virus que sobreviven varias horas en superficies inertes y provocan enfermedades infeccionas como el resfrío común.


En nuestro día a día es casi imposible no tener contacto directo con todos o algunos de estos elementos y, por consiguiente, con los diversos tipos de microorganismos que allí se acumulan. No obstante, tomar medidas de higiene como lavar las manos antes de comer y en general mantener limpios nuestros ambientes nos puede ayudar a evitar enfermedades o problemas asociados con estos microbios.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR