misterios

Qué hay dentro de nuestro cerebro, cómo funciona y controla nuestro organismo es uno de los mayores enigmas del mundo. Hace mucho tiempo que los expertos saben que el cerebro emite y envía señales además de procesar información, pero cómo lo hace, continúa siendo un gran interrogante.

¿El cerebro envía información de una región a otra?, en caso de ser así ¿cómo es que lo hace?

En la actualidad, científicos de la Universidad de Glasgow, han conseguido resolver el misterio de como procesa el cerebro lo que percibimos.

Y esto lo han conseguido con la increíble ayuda de dos personajes históricos inesperados: Voltaire y Salvador Dalí.

La forma en que funcionaba el cerebro de Dalí, ha dejado flipados o cautivados a los expertos, ya que siempre ha sido objeto de conjeturas.

“El interés principal era estudiar el funcionamiento del cerebro, de la misma forma que un procesador de datos” afirma Philippe Schyns, quien encabezó el estudio.

“Generalmente observamos las señales cerebrales, aunque es muy complicado saber qué es lo que hacen exactamente”

¿El cerebro codifica la información visual? ¿Cómo logra hacerlo?

Dalí fue muy importante

Aquí es donde entra el pintor español, y también si se quiere, Voltaire. En el año 1940, Dalí completó su obra de arte “Mercado de esclavos con aparición del invisible busto de Voltaire”

Obra de Salvador Dalí
Muchos ven los ojos de Voltaire como si fueran las cabezas de dos figuras, usualmente un par de monjas.

¿Se encuentra Voltaire en el centro de esta obra? 

Muchas personas ven su busto, pero casi nadie ve los ojos de Voltaire como si fuesen la cabeza de dos monjas.

Esta confusión, por supuesto que era la intención de Dalí. Pero preguntando a distintas personas acerca de la imagen que logran percibir, los expertos consiguieron mapear como hace el cerebro para procesar la información, siendo este un paso muy importante a la hora de resolver uno de los mayores enigmas del mundo.

Como era de esperarse, la parte derecha del cerebro controla a la parte izquierda de la imagen y viceversa.

Pero Schyns afirma que los estudios revelaron aún más detalles “Hallamos al inicio de la investigación, que unas 100 milésimas de segundo posterior al estímulo, el cerebro procesa características muy marcadas y específicas, como el ojo derecho, el ojo izquierdo, una esquina de la boca o una de la nariz” explicó. Y “luego de unas 200 milésimas después, este transfiere esas características a los hemisferios cerebrales, con el fin de reconstruir la total representación del estímulo”

El enigma del código cerebral

Comprender cómo se comunican los ojos con nuestro cerebro y cómo este envía señales a sí mismo, es el resultado de más de 15 años de esfuerzo y trabajo de Schyns y sus compañeros.

La similitud que viene al caso es la de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, quienes monitorearon las señales radiales de los Nazis, aunque solo lograron descifrar los códigos gracias a Alan Turing.

“Previo a esta investigación se sabía que en el cerebro se comunicaban dos regiones, como los aliados conocían que los alemanes lo hacían durante la guerra”.

misterios del cerebro“Antes de que Alan descifrará su código, las personas no sabían lo que se estaba comunicando”. Ahora, tal y como ocurrió con ese misterio, somos capaces de mapear con exactitud cuándo y dónde se procesa esa información.

Schyns afirma que los estudios tienen muchas aplicaciones posibles en investigaciones cerebrales, para poder luchar con patologías como derrames del cerebro y lograr que los robots de la nueva generación vean el mundo de la misma forma en que lo hacen los humanos. Pese a todo eso, aún se requiere continuar investigando a fondo, puede que hayamos rastreado y develado el código del cerebro en donde las imágenes son procesadas.

Pero, ¿Cómo nuestro cerebro decide si son dos monjas o si se trata de Voltaire?, eso todavía no lo sabemos. Lo que la persona logre ver, es especial en cada caso, aunque los científicos cada día están más cerca de determinar cómo lo logras.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC MUNDO
COMPARTIR