La isla Ascensión, también conocida como la isla de Darwin, es una pequeña isla de territorio británico dejada en una zona tropical del Atlántico, a mitad del camino entre Brasil y África, donde al parecer nada tiene un sentido lógico y hay muchas rarezas.

Comenzando con lo extraño, nadie es originario de allí oficialmente.

Muchas naciones en un mismo suelo

Reino Unido niega la residencia, por lo que sus habitantes británicos son solo visitantes temporales, los cuales para entrar en Ascensión deben obtener un permiso por escrito de la reina, conocido como ‘Titulo de administrador

La Fuerza Aérea de Estados unidos son quienes operan el aeropuerto, una vez conocido como el aeropuerto con la pista más larga del mundo, y quién delimita el acceso a Reino Unido.

Al mismo tiempo que la Agencia Espacial Europea se encarga de supervisar los lanzamientos de cohetes desde Ascensión. Al parecer no está completamente claro que nación es la que domina sobre sus tierras.

Primeros habitantes, o no

Una rareza que sin duda debemos mencionar, se trata de las enormes antenas de fase y parabólicas que decoran la cima de los cerros, pero hasta el momento nadie ha especificado que escuchan con esas antenas.

Ascensión es la punta de un volcán submarino. Sus suelos de un color negro carbón dan la idea de que posiblemente estuvo en erupción muy poco tiempo atrás y que apenas se enfría.

Otro misterio que rodea su historia es que antes que los británicos se establecieran en 1815, la isla estaba deshabitaba.

Cuentan sobre unos marineros que llegaron a la isla en 1726, encontraron una tienda de acampar y un diario. Le pertenecía a Leendert Hasenbosch, un holandés abandonado en la isla como castigo por ser homosexual.

Su diario describe como luchaba por sobrevivir en aquella isla. Su final es desconocido y su cuerpo jamás fue encontrado.

Darwin y Hooker

Todas las extensiones de la isla son calientes y  secas como un desierto.

Al parecer la isla no tenía ningún árbol en todas sus costas. Fueron Charles Darwin y su amigo Joseph Hooker quienes idearon un plan para hacer la isla habitable para humanos.

Su plan consistía en plantar árboles por toda la cumbre de Green Mountain, el punto más alto de toda Ascensión. El plan fue un éxito y con el tiempo la flora ya era parte de la isla.

Aún hay muchos otros misterios y enigmas que rodean la historia de esta confusa isla. No todo está claro aún y son muchos los temas que hay para analizar.

Isla Ascensión, todo un misterio que vale la pena conocer. 

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR