Los mercados en China abrieron este martes con una fuerte baja, extendiendo una ola de ventas que ha enervado los inversores de todo el mundo.

El Banco Central de China anunció este martes que decidió bajar las tasas de interés para depósitos y prestamos de las instituciones financieras desde el 26 de agosto para así reducir los costos de los préstamos para negocios.

La tasa para créditos de un año para instituciones financieras bajará un 0,25% para llegar a un 4,6% anual. La tasa para depósitos de estas instituciones se reducirá también en un 0,25% para quedarse en el 1, 75%

El índice de referencia en Shanghai fue aproximadamente un 7,6% menor en las operaciones matutinas. Las pérdidas fueron más agudas en el más pequeño Shenzhen Composite, que perdió un 7,2%.

El Shanghai Composite ha disminuido un 42% desde su máximo el 12 de junio, borrando todas las ganancias del año hasta la fecha.

El Banco Popular de China, en lo que equivale a una medida de estímulo menor, inyectó 150.000 millones de yuanes (23.400 millones de dólares) en el sistema financiero a través de acuerdos de recompra, según un comunicado publicado en su sitio web.

El Nikkei de Tokio cerró con una pérdida del 4%.

A los mercados les fue mejor en otras partes de Asia. Después de iniciar el día en números rojos, el ASX All Ordinaries de Australia y el KOSPI Composite de Seúl cerraron en terreno positivo.

Los mercados europeos, sin embargo, abrieron en territorio positivo este martes.El español IBEX estaba en ganancias del 1%, el alemán DAX del 1,5%, al igual que el británico FTSE.

Las turbulencias en Asia se producen después de un lunes muy difícil para las acciones estadounidenses. Tras una caída de 1.000 puntos sin precedentes en la apertura el lunes, el Dow cerró con una pérdida de casi 600 puntos.

Hay tres factores que siguen pesando en los mercados:

Las preocupaciones de que la economía china se está desacelerando más rápido de lo que los analistas habían anticipado.
La incertidumbre sobre si la Reserva Federal de Estados Unidos elevará su tasa de interés de referencia.
El efecto de la bajada de precios petróleo- el crudo se cotiza por debajo de 40 dólares, su punto más bajo en más de seis años.
Pero muchos economistas dicen que los inversores globales están reaccionando de forma exagerada a los riesgos económicos de China.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR