Nuevas tecnologías para diversificar la oferta de productos, innovación para posicionar la marca y fortalecer las cadenas de abastecimiento entre la empresa ancla y sus proveedores son los tres ejes fundamentales de la estrategia con la que se busca dar un nuevo impulso a la industria textil colombiana.

Así lo definió César Peñaloza, gerente del Programa de Transformación Productiva (PTP), quien dijo que con esos programas se trabaja para que el sector textil y confección de Colombia sea reconocido en el mundo por su innovación en productos y procesos, para lo cual cuenta con un talento humano calificado.

Agregó que para enfrentar la feroz competencia que existe hoy tanto en el mercado nacional como en el internacional, por la aparición de nuevos productos, el PTP desarrolló el ‘Programa de formación en textiles funcionales y de uso técnico de alto valor agregado’, conocido como Textiles inteligentes.

Dicho plan está enfocado a brindar formación para aplicar nuevas tecnologías a la producción de prendas innovadoras, como vestidos de baño con protección solar UV, prendas de vestir antimosquitos, antibacteriales e impermeables que cambian de color según la temperatura del cuerpo; cueros y sedas que no se manchan, y otros productos en los que se hacen partícipes la biotecnología, la nanotecnología o la termodinámica.

Para elevar los márgenes de ganancia, reducir tiempos de entrega, mejorar la calidad y la productividad, el PTP trabaja en el fortalecimiento de las cadenas de abastecimiento, plan que desarrolla relaciones colaborativas desde las empresas ancla con sus proveedores y aliados, mediante el diseño de planes estratégicos permanentes, fortaleciendo la cadena para alinear de manera participativa a todos los involucrados, sensibilizando a cada actor sobre la importancia que tiene cada eslabón de la cadena de producción.

Por último, para impulsar la creación y fortalecimiento de la marca de las empresas del sector, se diseñó el programa ‘Innovar para transformar’.

Entre los principales competidores de Colombia en cuanto a textiles y confecciones en la región están Brasil, México, Perú y Argentina.

Entre tanto, los principales mercados a donde llegan estos productos colombianos son Ecuador, México, Venezuela, Perú, Brasil, Chile, Panamá y Holanda.

En el 2014 el sector textil representó más del 5 por ciento del total de exportaciones no minero-energéticas del país, con 894 millones de dólares. Esta industria empleó a 611.000 personas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR