A diario vemos a las grandes compañías que llevan más de un década establecidas y una trayectoria exitosa alcanzando grandes masas de clientes que las siguen y forman parte de su vida. Son tantos los negocios que existen a nuestro alrededor que nos preguntamos qué podemos hacer para marcar la diferencia y poder progresar de la misma manera que lo hicieron los grandes empresarios. Nos vienen tantas ideas a nuestras mentes que se nos hace difícil tomar la decisión correcta a la hora de definir qué negocio resultará para nosotros.

En la vida, aunque no nos guste mucho, todo se basa en las matemáticas y sus ecuaciones, todo tiene una solución, solo depende del punto de vista que lo miremos. Sabemos que (2+2) x 3 = 12; esta es la ecuación que usamos para obtener ese resultado, pero si tan solo cambiamos los números y los aplicamos en nuestra vida para obtener soluciones concretas, se vería de esta manera; (NECESIDAD DE LAS PERSONAS + INVERSIÓN) x TIEMPO = NEGOCIO; tomando en cuenta esta ecuación nos será mucho más fácil obtener el resultado deseado. Analicemos detalladamente estos factores para encontrar la respuesta a nuestra pregunta.

Necesidad de las personas

El saber reconocer las carencias de las cuales sufren las personas a nuestro alrededor o en la misma ciudad es un punto de partida que nos permite descubrir de qué manera podemos saciar esa necesidad. Las personas hoy en día se preocupan más por lo que no tienen que por lo que tienen, creando ellos mismos la necesidad de suplirse o suministrarse de ciertos productos y servicios constantemente.

Millones de personas en nuestra sociedad, salen a diario en busca de una solución que supla su necesidades, ya sea romper con la rutina, comprar productos para si mismos o necesarios para el hogar, complementar el deseo de salir a comer a un lugar especial con sus parejas, tomar unas bebidas en la noche en algún lugar con música de su agrado, son tantas las necesidades que tiene el ser humano que si existiese un negocio para cada una de ellas no hubiese espacio para caminar en el planeta.

El punto a destacar en este importante factor, es enfocar y buscar cuál es la necesidad de las personas en nuestro entorno social y así descubrir qué tipo de negocio puede suplirlas.

Inversión

Pueden surgir cientos de ideas pero si la inversión requerida va más allá del presupuesto y no calculamos bien todos los gastos requeridos para poner en marcha nuestro proyecto, podría convertirse en un gran obstáculo y quedarnos “a mitad del camino”. Muchos negocios no parecen necesitar de tanto dinero, pero en su proceso van apareciendo los famosos imprevistos o sobrecostos que conllevan a un detrimento inevitable del presupuesto y muy seguramente a un colapso financiero, es por esto la importancia de una buena contabilidad pre-inversión.

Analizar cada punto y detalle que vayamos a necesitar para obtener resultados positivos de acuerdo a lo planeado, es la clave para que no aparezcan sorpresas inesperadas en el camino y poder levantar un negocio sobre bases firmes. Cada necesidad que intentemos suplir tiene que complementarse con nuestra inversión, creando una compañía duradera y exitosa.

Tiempo

Una vez puesto en práctica los puntos anteriores pasamos al factor más importante en la creación o fundación de un negocio. Mientras más tiempo le dediquemos al proyecto más rápido crecerá el mismo, todo consiste en sincronizarnos adecuadamente para no descuidar nuestra empresa.

Cada proyecto requiere una suma de tiempo diferente, por eso es muy importante tener bien definido que tantas horas le podemos dedicar a esta nueva idea, no es lo mismo crear un blog y escribir dos horas diarias, que abrir un restaurante en el cual vamos a pasar la mayor parte del tiempo. De todas las ideas que nos llegan a la mente, al realizar esta ecuación, podremos obtener la que mejor se adapte a nuestras vidas.

Para terminar, citaremos esta frase de Steve Jobs para tenerla muy presente: ”Cuando mires a la competencia no digas que lo vas a hacer mejor, di que lo harás diferente“.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR