Las personas sufren pérdida de audición a una edad cada vez más temprana. Para que no seas una de ellas, dos especialistas te aconsejan cómo cuidar tus oídos sin comprometerlos.
1. Hágase una audiometría.

El riesgo de la pérdida de audición es que es un proceso lento que no presenta dolor. El problema es que es irreversible sin importar la edad, así que es mejor prevenir.

2. No abuse de los audífonos.

Si escucha música con auriculares y al retirarlos siente una especie de silbido, significa que los ha utilizado demasiado tiempo. Déjelos de usar al menos por media hora tres veces en el día para que los tímpanos puedan descansar.

3. Cuídese del viento.

Al manejar su carro, asegúrese de no tener la ventana totalmente abajo porque la fuerte circulación del aire puede producirle zumbidos que a la vez generan rasquiña e inflamación.

4. Aprenda a hablar por teléfono.

No presione el auricular contra la oreja porque puede causar adormecimiento. Si tiene conversaciones largas es mejor pasar el teléfono de una oreja a otra, así las manos no se cansan y no compromete su audición.

5. Sea cuidadoso en el agua.

Al sumergirse en el agua, hágalo lentamente, sobre todo en aguas profundas así evita que se almacene agua en el oído y provoque otitis.

6. Evite la exposición a ruidos fuertes.

exponer los oídos a sonidos intensos continuos o súbitos puede causar pérdida auditiva de carácter irreversible.

7. Utilice protectores auditivos.

El uso de protectores auditivos fabricados a medida, minimiza los efectos adversos que puede causar el ruido. Se recomienda también su uso en piscinas ya que disminuye el nivel de humedad provocado por el contacto con el agua lo cual puede generar una otitis.

8. No introducir ningún objeto en el oído.

No utilice aplicadores. Los oídos poseen un mecanismo de autolimpieza que elimina las partículas de cerumen que se forman en su interior.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR