La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este martes que llevará “muchos meses más de duro trabajo” poner fin a la epidemia de ébola y eliminar el riesgo de propagación a otros países, después de que su Comité de Emergencia aconsejara mantenerla como una emergencia sanitaria de preocupación internacional.

Ese comité emitió poco antes una declaración sobre la última evaluación que ha realizado de la situación del ébola y recomendó prorrogar algunas medidas excepcionales, como los controles de temperatura a la salida de Guinea, Liberia y Sierra Leona. Liberia fue declarada libre de ébola el pasado 9 de mayo, pero la reciente aparición de tres casos ha llevado a recomendar un reforzamiento de los controles, que de todos modos se mantenían en el país para detectar de inmediato cualquier caso sospechoso.

En su examen, el Comité de Emergencia -reunido por teleconferencia el pasado viernes y que trabajó en sus recomendaciones hasta principios de esta semana- consideró necesario que Guinea aumente la cooperación transfronteriza con Guinea Bissau, a fin de evitar eventuales casos de exportación del virus del Ébola.

Al resto de la comunidad internacional le recordó que se debe evitar toda “interferencia innecesaria” con los viajes y el transporte internacional, pues varios países y compañías mantienen restricciones a los vuelos desde y hacia los Estados afectados.

El comité recalcó que “no hay justificación sanitaria” para que se rechace la entrada o se ponga en cuarentena a viajeros por el simple hecho de que han estado o son ciudadanos de alguno de los tres países donde circula el virus.

Desde marzo de 2014, el virus del Ébola ha infectado a cerca de 28 mil personas, de las que más de 11.200 han muerto en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR