Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco o solamente Simón Bolívar tuvo un papel importante en la independencia de Bolivia, Perú, Ecuador y Panamá, además, llegó a ser presidente de Venezuela y Colombia, también dictador de Guayaquil y Perú.

Sin embargo, el aspecto más importante  y por lo que actualmente es más conocido, es por el culto a su figura y personalidad.

Se cree que comenzó con José Antonio Páez, quien fuera su sucesor como presidente de Venezuela, él usó la figura del libertador de América para conseguir prestigio ante la sociedad, a pesar de que cuando Simón Bolívar vivía, tuvieron muchos enfrentamientos.

Durante el mandato de Páez se establecieron estatuas de Bolívar por todo el país y cada localidad tenía una plaza con su nombre.

En 1834, aprobó una ley para que la gente pudiera rendirle culto y en 1842 logró repatriar los bienes de Simón Bolívar a Caracas y establecer 8 días de luto en su honor. Aunque no pudo cambiar el nombre de la ciudad a Ciudad Bolívar.

A pesar de ser el primero, hubo quienes siguieron sus pasos, Antonio Guzmán Blanco introdujo la moneda “del Libertador”, la cual posteriormente se llamaría simplemente Bolívar. Además, cambió el nombre de la plaza Mayor de Caracas a “Plaza Bolívar” y encargó en Italia una estatua para ponerla en dicha plaza.

Otro de los grandes personajes que le rindió culto fue el dictador Gómez Chacón, al igual que Eleazar López Contreras, su sucesor, quien nombró su movimiento político como Cívicas Bolivarianas.

Contrario a lo que se pudiera creer, la corriente Bolivariana no la creó Hugo Chávez, en realidad fue todo un proceso originado por antiguos gobernantes de Venezuela.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR