Una de las experiencias más gratificadoras y/o aterradoras que una persona puede enfrentar,  es enterarse que se convertirá en padre. Traer a la vida a un ser humano, puede resultar difícil y complicado. Esto surge debido a las diferentes expectativas que se intentan superar. Sin embargo, la constante preocupación y los deseos de mantener una nueva familia, puede convertirse en una experiencia abrumadora para los padres primerizos.

Dependiendo de las personas, cada quién mostrará diferentes síntomas o preocupaciones, sin embargo, existen miedos generales que todos los primerizos experimentan. En el caso de las mujeres, sienten una gran responsabilidad llevar a alguien dentro y, por eso, buscan ocuparse de cualquier detalle desde la primera gestación.

En el caso de los hombres, aunque usted no lo crea, el miedo y las inseguridades son muchos mayores y surge como consecuencia de experimentar algo nuevo y milagroso como es el nacimiento de un hijo. Si bien es cierto que cada persona experimenta diferentes sensaciones, en algún momento, todos los hombres presentan los mismos temores o dudas. Entre los miedos más comunes, encontramos:

No llenar las expectativas de tu familia

Aunque es cierto que no es fácil traer al mundo a un hijo, no significa que sea una misión imposible. Los padres primerizos tienen el deseo de brindarles a sus hijos todo lo que necesiten, sin embargo, es necesario ofrecerles lo que sea absolutamente necesario. Acostumbrar a tus hijos a obtener las cosas con esfuerzo y sacrificio, les enseñará lecciones valiosas que podrán utilizar cuando sean mayores.

No cumplir tu deber como padre

Los padres primerizos buscan mostrar un equilibrio entre responsabilidad y confianza, sin embargo, esta no es la solución. Solo el tiempo y la dedicación, que tendrás con tu hijo, te ayudarán a discernir cómo será su crianza. Entrar en la zona de “Papa Cool” puede traer sus consecuencias y más cuando el niño empiece la etapa de la adolescencia.

Lo recomendable es que escuches consejos de aquellas personas que hayan vivido esta experiencia. Al mismo tiempo, debes comprender, que el tiempo es el único que te dará las herramientas necesarias para enfrentar este nuevo comienzo.

Aunque existen diferentes mitos sobre los temores que implica ser padre, los presentados en este artículo, son los más comunes. La recomendación es que tengas paciencia y que busques asesoría con otras personas que hayan vivido la experiencia.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTESER PADRES
COMPARTIR