Zhou Weibiao, científico y profesor de la Universidad de Singapur afirma que  “En los últimos 10 años, el pan ha sido muy atacado”

Según la actual opinión de nutrición, el pan blanco está vinculado con la obesidad debido a su rápida ingesta y al incremento en los niveles de glucosa, transformándose en el enemigo de todos los comensales.

Zhou, en respuesta a esto, ha inventado un pan morado, el cual es rico en antioxidantes que ayudan a combatir el cáncer, este se digiere casi un 20% más lento que el pan de mesa y está elaborado íntegramente de compuestos naturales.

La gran horneada

Al ser un alimento básico, el problema recae en su alto nivel de glucémico, el cual produce un ingreso más rápido del azúcar al torrente sanguíneo, lo que provoca altibajos en los niveles de glucosa.

Su gran contenido de almidón, provoca que la pronta digestión incite a su mayor consumo.

Zhou afirma que “el desafío estaba en probar si podía cambiarse la fórmula del pan, sin modificar su suave textura”

Fue así que decidió extraer del arroz negro las antocianinas, las cuales brindan los antioxidantes, e introducirlas en el pan, suprimiendo el almidón.

Arroz negro
Arroz negro

“Aunque la utilización de antocianinas es muy beneficiosa para nuestra salud, los conocimientos que se poseen acerca de ella son muy limitados”.

El agregado de este compuesto, no sólo le brindan el color morado, sino que reduce el ritmo digestivo en un 20%.

El color morado

Proviene de la antocianina, un pigmento natural presente en frutas y verduras, como arándanos, uvas y camote.

Coliflor morado
Coliflor morado

Los estudios han arrojado que la antocianina puede prevenir enfermedades cardíacas, cáncer y neurológicas, beneficiando al control de la diabetes y la obesidad.

Recuento de calorías

El pan morado es más sano que el pan blanco, pero ¿posee menos calorías?

Zhou dice que: “al ingerir la misma cantidad de harina y almidón, el valor nutricional es semejante, aunque la clave es frenar la liberación de la energía, usando las calorías por más tiempo”.

Aunque aún no está disponible para su comercialización, Zhou ha recibido grandes propuestas por los principales fabricantes alimenticios, con el fin de impulsarlo al mercado.

Él ha sabido inspirar algunos pensamientos creativos. “Un hombre sudafricano me llamó muy contento, ya que quería saber si añadir antocianinas al chocolate causaría el mismo efecto”.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR