Jean-Claude Moubarac, investigador del departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Montreal, y quien será conferencista invitado en el XI Congreso Colombiano de Obesidad, asegura se debe recuperar la tradición de la comida casera para hacer frente a la creciente epidemia de obesidad en el mundo, “ya que el control que se tiene de la comida cuando se le cocina en casa es diferente al que se tiene cuando se compra preparada”.

Existe evidencia, según el experto, de que en los países donde la gente cocina hay menos obesidad y se muestra optimista de que países como Colombia aún mantengan sus tradiciones culinarias.

Desde la Fundación Colombiana de Obesidad, Iván Darío Escobar, médico endocrinólogo, insiste en la necesidad de una alimentación saludable, con alimentos frescos, cocidos, y uso moderado de sal, azúcar y aceites.

Otro asunto de debate durante el encuentro es la proliferación de las llamadas “dietas de moda”, a las cuales se opone la doctora Patricia Restrepo, especialista en Nutrición Clínica y Metabolismo, quien afirma que “cada año, una nueva dieta se promociona como el secreto para una buena salud, pérdida de peso rápida y abdominales perfectos. La verdad es que la dieta perfecta ya existe y es una dieta equilibrada, es decir, aquella que proporciona la cantidad correcta de calorías (energía) y tipos de nutrientes necesarios para mantener todos los sistemas del cuerpo con buena salud”.

Agrega que la comida casera puede ser una excelente opción para alcanzar un peso saludable, siempre y cuando cumpla con los parámetros de una alimentación saludable que incluye: limitar alimentos con altos contenidos de azúcar y harinas refinadas, comer porciones pequeñas a lo largo del día (dieta fraccionada); prestar atención a cuándo, cuánta cantidad y qué calidad de carbohidratos consume, consumir una gran variedad de alimentos integrales, frutas y vegetales, así como granos enteros y leguminosas y limitar el consumo de alcohol, sal y grasas saturada y trans.

“Todos los colombianos deberíamos tener una dieta y un peso saludable para así disminuir los problemas de salud y las enfermedades asociadas con la obesidad, como son la diabetes, la hipertensión arterial, la enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer”, concluye la experta.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR