Hace unos años, un estudio demostró la cantidad de especies de animales y plantas existentes en todo el planeta que habían sido reducidas un 58% por culpa de la intervención humana, si esta cifra ya es alarmante, solo hace falta ver datos recientes para alarmarnos aún más.

Una nueva investigación británica, publicada en la revista Science la semana pasada, advierte que en algunas zonas del planeta, la pérdida de fauna y flora ha sido de hasta el 70%.

Lo más preocupante del caso lo cuentan los investigadores de la Universidad Colegio de Londres, quienes dicen que una reducción de tan sólo el 10% de la biodiversidad ya es algo de que preocuparse, aunque aun es “manejable” porque permite que el ecosistema se reacomode o regenere, pero un porcentaje más alto es irreparable.

Esto no sólo afecta al ecosistema, también afecta a los seres humanos. La reducción de la biodiversidad altera múltiples procesos esenciales como las lluvias o la descomposición de residuos.

La investigación muestra que la reducción de la biodiversidad esta más marcada en algunas áreas; los pastizales y matorrales son los ecosistemas más afectados, mientras que la tundra y los bosques boreales siguen casi intactos.

Para el estudio, los investigadores analizaron más de 2.3 millones de registros que contienen más de 39,100 especies que viven en 18,600 lugares alrededor del mundo, luego se revisó la disminución de especies y se hizo el siguiente mapa:

Más de la mitad del planeta está perdiendo su biodiversidad a pasos alarmantesEn las áreas azules la biodiversidad sigue intacta, mientras que en las áreas rojas ya la reducción ha llegado a niveles preocupantes.

Tim Newbold, investigador principal de la UCL, dice que su equipo espera que con estos datos los políticos comiencen a preocuparse y a tomar acción para conservar el mundo.

“Los políticos se preocupan por la recesión económica pero no saben que la recesión ecológica puede tener consecuencias peores”, asegura Tim.

Para los científicos, el descubrimiento de nuevas especies es una esperanza para regenerar los ecosistemas, aunque aún no han estudiado este tema a profundidad.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR