La moneda local está subvaluada 39 %, detrás del bolívar (86 %). El precio de una Big Mac en el país es de 2,92 dólares o 7.900 pesos.

Los cálculos de The Economist sugieren que el peso sufre un desalineamiento de la tasa de cambio al señalar que Colombia es el país con la moneda más subvaluada frente al dólar en Latinoamérica después de Venezuela (a tasa Simadi).

En su orden las monedas más subvaluadas frente al dólar en Latinoamérica son: Venezuela (86 %), Colombia (39,1 %), Argentina (36 %), México (35 %), Perú (34,4 %), Chile (31,8 %) y Brasil (10,6 %).

ÍNDICE BIG MAC

El índice Big Mac, inventado por The Economist en 1986, se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo (PPA).

Según esta teoría, las tasas de cambio deberían ajustarse hasta ser iguales los precios de una canasta de bienes y servicios.

Es decir, el índice es una ‘guía alegre’ para saber si las monedas están en su nivel ‘correcto’.

Cabe aclarar que la ‘hamburguenomía’ nunca fue pensada como un indicador preciso de la desalineación de las divisas. Más bien fue elaborada con la intención de servir como herramienta para entender las diferencias entre las tasas de cambio de una forma más digerible.

Sin embargo, el índice Big Mac Mac se ha convertido en un estándar global , incluido en varios libros de texto económicos y el tema de por lo menos 20 estudios académicos.

Para aquellos que toman su comida rápida más en serio, también se ha calculado una versión gourmet del índice.

En primer lugar, se hace el supuesto –muy simple, por cierto– que los ciudadanos solo consumen hamburguesas.

Pero, ¿por qué escoge una hamburguesa de McDonald´s? La razón es sencilla. Una Big Mac puede ser comprada en casi todos los países.

No obstante, es necesario dejar en claro algunas cosas con el fin de evitar malos entendidos y confusiones.

¿Qué mide el índice Big Mac?

El comportamiento que, en teoría, deberían seguir las monedas de los diferentes países.

¿Qué no mide?

Este índice no permite saber con exactitud la relación cambiaria. Las razones son bastantes.

Primero, en algunos países no se consume carne de res, como en el caso de la India.

Segundo, es muy difícil medir el impacto de los impuestos, del valor de los insumos, los niveles de competencia, entre otros.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR