La píldora del día después suele ser bastante utilizada por aquellas mujeres que se encuentran activas sexualmente, se trata de una manera segura y efectiva de prevenir un embarazo luego de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Según sus indicaciones debe ser tomada hasta cinco días o 120 horas después del acto sexual.

Como ocurre con todos los anticonceptivos orales, esta píldora no protege contra las infecciones de transmisión sexual. Es importante siempre tener en cuenta que el preservativo es el único método de anticoncepción que protege de la mayor parte de estas enfermedades.

Esta píldora actúa sobre la ovulación, evitándola o retrasándola; al mismo tiempo, pueden afectar los movimientos de los espermatozoides dentro de la vagina y el útero.

Aquellas mujeres que crean que éste método es abortivo, deberán saber que no es así, ya que actúa antes de la implantación, cuando aún no hay embarazo. Incluso si ya se ha producido, la gestación resulta inevitable, aunque se tome la píldora del día después.

Efectos Secundarios

Como muchos medicamentos también genera efectos secundarios, el más común según las investigaciones, son las náuseas. En el caso del vómito es mucho menos común, pero de llegar a suceder, si la mujer vomita dentro de dos horas luego de ingerir la pastilla deberá tomar una dosis adicional tan pronto le sea posible.

Otros efectos secundarios comunes que pueden tomarse en cuenta son dolor abdominal, cefalea, cansancio, mareos y sensibilidad en los senos. Por lo general estos efectos no ocurren por más de un par de días luego del tratamiento, ya en 24 horas suelen resolverse.

Dosis

Es primordial que la mujeres tomen conciencia en que sólo se debe tomar una dosis, claro está, en el caso de que el fármaco se presente con dos comprimidos de 0,75 mg, entonces se tomarían los dos juntos en una única dosis o podría ser uno y luego el otro a las 12 horas.

Eficacia

Su eficacia máxima es del 95%, siendo inferior a la ofrecida por el preservativo u otros métodos anticonceptivos, por lo que es entonces sumamente recomendable adoptar una forma anticonceptiva habitual en lugar de recurrir a una de emergencia.

La píldora del día después tiene presencia a nivel mundial, posee registro sanitario en más de 100 países, sin embargo, su legislación en cuanto a la disponibilidad es muy variada dependiendo del país, es decir, mientras en algunos lugares se puede solicitar sin ningún tipo de prescripción en otros está prohibida parcial o totalmente su administración.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR