A quién no le gusta tener plantas en el interior del hogar, pues además de transmitir belleza, también emanan vida, aunque no todas, pues algunas llegan a ser bellas pero muy tóxicas, pudiendo provocar la muerte.

Esta es la historia de Esteban, un chico de 5 años que murió a causa de comer la hoja de una planta que se creía inofensiva.

Como todos los días, este niño jugaba dentro de su hogar, hasta que se sintió descompuesto y decidió contarle a su madre, quién pensó que con unas cuantas caricias calmaría a su hijo. Unas horas después, sus malestares se agravaron obstruyendo parcialmente su respiración, fue recién ahí que su madre decidió llamar a una ambulancia que derivó a este niño de inmediato al hospital.

Muy angustiada la madre no entendía lo que había ocurrido, hasta que el médico salió a darle la mala noticia, su hijo había muerto por intoxicación.

El doctor pidió a la madre realizar a su hijo una prueba de sangre para analizarla y así determinar la causa de su muerte. En su sangre se encontró una toxina potente llamada oxalato de calcio, la cual se encuentra en la planta Amoena.

Una planta muy famosa por estar presente en gran parte de los hogares en todo el mundo, aquí te dejamos una fotografía para que tomes las precauciones necesarias y además que la compartas, así evitar posibles fatalidades.

Amoena planta venenosa

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR