personas inteligentes

Una insuficiente condición económica puede ser el motivo que explica por qué ciertas personas tienden a volverse menos inteligentes y terminan envejeciendo más rápido de lo normal, según indica un grupo de expertos de la Universidad de Miami en un reciente estudio.

Entre las causas posibles de este fenómeno, los investigadores mencionan: el estrés de tener escasez de dinero, las condiciones de vivienda y el estilo de vida poco saludable, que se relaciona con la mala alimentación, alcoholismo, tabaquismo y la falta de ejercicio.

Los científicos encabezados por la profesora Zeki Adina Al Hazzouri afirman dentro de su publicación en la Revista estadounidense de Medicina Preventiva -‘American Journal of Preventative Medicine’- que la tendencia se percibe incluso entre aquellas personas que tienen un alto nivel educativo y atraviesan momentos difíciles.

De acuerdo a los expertos, esto no puede interpretarse como que las personas que, por algún motivo se vuelven menos inteligentes, entonces vayan rumbo a la pobreza.

Desde que empezó la investigación, en 1985, el grupo de científicos ha estado supervisando a más de 3400 personas adultas, rastreando sus ingresos y detectando señales de lo que se denomina ‘envejecimiento cognitivo‘.

Los investigadores descubrieron que las personas que continuamente vivían en la pobreza presentaban peores resultados tras las pruebas de memoria, que aquellas a las que nunca les había tocado vivir con bajos ingresos. Además, los participantes de la investigación menos adinerados manifestaban una menor velocidad de procesamiento del cerebro y menos desarrollo de su función directiva.

“Los problemas financieros pueden ser un factor importante que suele influir en el déficit cognitivo y llevar a las personas menos favorecidas económicamente hacia el envejecimiento prematuro”. concluyen los investigadores.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTERT
COMPARTIR