Recientes ataques de tiburones en diversas playas del Océano Pacífico mostraron a los tiburones como animales temibles y peligrosos para los seres humanos. Y, sin duda, estos peces merecen nuestro más amplio respeto y prudencia.

Sin embargo, es importante entender que el tiburón es una pieza clave en los ecosistemas en los que se encuentra, y que muchas de sus especies se encuentran en peligro de extinción.

Un estudio que determina el estado de conservación de 64 especies de tiburones oceánicos develó que el 32 por ciento está amenazado de extinción, principalmente debido a la sobrepesca. Según otra investigaciónpublicada en Marine Policy, se pescan unos 100 millones de tiburones cada año.

Es decir: estos animales, que sobrevivieron 450 millones de años, podrían ser eliminados en las próximas décadas, causando graves problemas en los ecosistemas marinos.

En el Mes del Tiburón, entiende por qué es fundamental que esto no suceda y por qué debemos protegerlos.

Mantienen a las poblaciones de peces

Los tiburones son muy eficientes a la hora de elegir sus presas: se alimentande las especies más abundantes y suelen ir tras los peces más viejos o enfermos. Algunos también limpian los cadáveres que quedan en el fondo del mar. De esa manera, hacen que la población se mantenga equilibrada y libre de enfermedades. Esto fortalece las reservas genéticas de la especie y genera una población más saludable.

Los tiburones se encuentran en la cima de toda cadena alimentaria y son una pieza fundamental. Un estudio que analizó la función de los tiburones en un ecosistema del pacífico colombiano reafirmó que ocupan uno de los primeros lugares de importancia estructural dentro del ecosistema. Eliminar al mayor predador puede significar el fin para muchas otras especies.

Foto de un tiburón azul nadando en el océano

Protegen a los arrecifes de coral

Un equipo de científicos de Canadá y Australia descubrió que una disminución de las poblaciones de tiburones afecta negativamente a los arrecifes de coral.

Si hay menos tiburones en el ecosistema, aumentan las poblaciones de depredadores de nivel medio, lo que genera una reducción notable de los peces herbívoros. Estas especies son muy importantes para la salud de los arrecifes porque comen las algas que, en exceso, abruman a los corales jóvenes.

Los tiburones regulan la proporción de las especies que habitan un ecosistema y mantienen los hábitats vitales sanos

Su desaparición afectaría a industrias pesqueras

Las devastadoras secuelas de la eliminación de los tiburones en los ecosistemas ya se ha comprobado en diferentes lugares. Por ejemplo, en el oeste del Océano Atlántico la disminución de los tiburones punta negra que se produjo en 1990, llevó a un aumento en la cantidad de mantarrayas nariz de vaca, lo que afectó notablemente a la industria de los moluscos.

Foto de un tiburón martillo común en el océano

Su conservación es económicamente beneficiosa

Aunque el cuidado del ecosistema de los océanos debería ser motivo suficiente para proteger a estos depredadores, un grupo de investigadores comprobó que hacerlo puede ser también positivo a nivel económico. Un estudio de la Universidad de Columbia (UBC) informó que el ecoturismo relacionado con los tiburones genera actualmente más de 314 millones de dólares al año y que podría aumentar en la próxima década.

El autor del estudio que se tituló “Los tiburones valen más en el océano que en el menú”, Rashid Sumaila, aseguró que “la protección de los tiburones vivos, especialmente a través de las áreas protegidas dedicadas, puede beneficiar a un espectro económico mucho más amplio mientras ayuda a recuperar la especie”.

¿Imaginabas que los tiburones eran tan importantes para la vida en el océano? Ahora que lo sabes, súmate a una cruzada para protegerlos. Y si quieres conocer más a esta fantástica especie, no te pierdas la programación especial de Discovery por el Mes del Tiburón.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR