A primera vista, podría ser cualquier bola de helado; su textura cremosa ha sido atractivamente adornada con chispas de chocolate o remolinos de caramelo. Pero si te fijas bien en la lista de ingredientes, encontraras uno inusual: leche de camello.

La leche de camello, que tiene un sabor más salado que la leche de vaca, está siendo promocionada por su alto contenido en vitamina C y por ser una alternativa baja en grasa por quienes trabajan en granjas de lácteos de los Emiratos Árabes Unidos.

En la granja Al Ain Dairy Farm, ubicada a unos 120 kilómetros de los brillantes rascacielos de Dubái, más de 1.600 camellos ahora producen 40.000 botellas de leche cada día.

Los animales son ordeñados tres veces al día; cada uno produce alrededor de 10 litros que posteriormente son pasteurizados, embotellados y enviados a tiendas de todo Oriente Medio, usualmente en cuestión de 12 horas.

La compañía, que lanzó su línea Camelait en 2004, ahora produce su propio rango de leche de sabores, leche en polvo y helado… esto se vende al por menor a un precio de 2,75 dólares por un envase de 125 ml y a 19 dólares por un envase de un litro.

Durante siglos, los pastores nómades de Arabia sobrevivían a las condiciones extremas del clima mediante el consumo de la leche de camello. Hoy en día, el gerente de camellos de Al Ain Dairy Farm, Mubarak Mohamaed Al Hamdi, espera que pronto esté disponible para todo el mundo.

“Crecimos con los camellos”, explica. “Nuestros antepasados no tenían nada más que camellos para la comida y la leche. Siempre ha formado parte de nuestra herencia y de quiénes somos. Nos dieron la vida”.

“Mientras más tiempo pasas con el camello, más fuerte se hace el vínculo entre tú y ese camello”, añadió Al Hamdi. “Si estás lejos de tu camello, lo empiezas a extrañar. Y el camello te extraña. El sentimiento crece con el tiempo”.

La compañía fue iniciada hace tres años, y también produce leche de vaca. Aunque a pesar de sus primos los camellos, estas vacas necesitan un poco más de ayuda para lidiar con el calor del desierto, y cuentan con unidades de enfriamiento importadas de Estados Unidos.

Camellos de leche de camello

“Hoy en día, tenemos 7.000 animales aquí en el sitio”, dijo el gerente técnico de la granja, Pat O’Dwyer.

“Hemos aumentado la producción de 25 millones de litros en el transcurso de seis años, y actualmente estamos construyendo una nueva granja”, dijo, y añadió que esperan duplicar la producción dentro de cinco años.

Para esta granja de lácteos de Oriente Medio, el sabor del éxito muy bien podría ser el de la leche de camello.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR