Al pasar los años, es muy común que el cuerpo pierda destreza y flexibilidad. Los ojos no son una excepción en este proceso, ya que luego de los 35 años se puede contraer síntomas de presbicia, conocida también como vista cansada, caracterizada por la dificultad de enfocar los objetos a corta distancia.

Si tienes más de 35 años de edad, es posible que el paso del tiempo haga mella en tus ojos, ya que a medida que envejecemos, el cristalino del ojo va perdiendo flexibilidad, lo que provoca la dificultad para enfocar objetos de cerca, a esto se lo llama presbiopía o presbicia.

Los rayos de luz, ingresan al ojo, para que podamos percibir con claridad, luego los cristalinos se curvan y logran enfocar los rayos en la retina. Los cristalinos modifican su forma para permitir que el ojo enfoque objetos a diferentes distancias (refracción), por ende la presbicia es una deficiencia de refracción y puede presentarse junto a otros errores como hipermetropía y el astigmatismo.

Presbicia, como hacer para no perderla de vista

Durante la niñez, los cristalinos comienzan a endurecerse, perdiendo lentamente su capacidad de cambiar de forma. A partir de los 40 años, los cristalinos pueden tener problemas para enfocar a corta distancia, hecho que ocasiona visión borrosa en visiones cercanas, como enhebrar una aguja.

Si ya estas cerca de los 40, debes prestar atención a estos síntomas.

  • Dificultad para leer las letras pequeñas
  • Sostener lo que se lee a una mayor distancia que la longitud del brazo
  • Dolores de cabeza
  • Visión borrosa
  • Fatiga habitual

Padecer alguno de estos síntomas requiere de una urgente visita al oftalmólogo y así tener un completo examen de la vista. Generalmente la presbicia se puede corregir con el uso de lentes.

Aunque no puede prevenirse, si se puede mantener un cuidado para una buena salud en la vista. Si trabajas frente a un ordenador por muchas horas, es recomendable 10 minutos por cada hora relajar la vista para no esforzarla tanto quitándola de la computadora, de la misma forma, es necesario que al leer utilices luces muy brillantes para apaciguar un poco el esfuerzo de la vista. Y por último es muy importante visitar periódicamente a un oftalmólogo u especialistas de ojos, mínimo una vez al año, más aún, si ya has superado la barrera de los 40 años.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEVidaySalud.com
COMPARTIR