Desde el cese de la Segunda Guerra Mundial, expertos de todo el mundo han sostenido que una Tercera Guerra es prácticamente inevitable, citando los más variados argumentos. A la luz de los avances tecnológicos, estos son algunos de los elementos con los que podría contar un eventual tercer enfrentamiento del mundo.

Súper soldados: la ciencia ya permite mejorar artificialmente las capacidades de un ser humano, sean ya físicas o mentales, al punto de transformarlo en una máquina de guerra poderosa y eficiente.

Robots: las tareas que un súper soldado no pueda realizar, estarán a cargo de un robot. Los usos de esta tecnología en el campo de batalla sólo se limitan por la capacidad de imaginarlos, puesto que los recursos para su desarrollo ya existen.

Drones: las políticas sobre el espacio aéreo debieron ser repensadas a nivel mundial, desde la irrupción de los drones. Las aplicaciones de esta tecnología, que permite teledirigir cualquier arma o suministro, ya son utilizadas en campañas militares.

Redes Sociales: como en varios conflictos del mundo, las redes sociales son hoy uno de los principales protagonistas de la guerra, sea ya para denunciar o formar opinión, facilitando al instante el acceso a documentos de todo tipo.

Hacking: la opinión pública podría ser fácilmente manipulable por medio de la información que suministran equipos de hacking, muchas veces financiados por los gobiernos. De hecho, los expertos consideran a esta práctica aún más ofensiva que cualquier arma de fuego.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR