Esta fotografía tomada en 1952 es un hito de la investigación genética, y al mismo tiempo fue el núcleo de una traición seguida de una de las grandes injusticias de la historia científica del siglo XX.

Es que si bien fue obtenida por la investigadora Rosalind Franklin, no fue ella quien recibió el reconocimiento general ni el Premio Nobel por su descubrimiento. La imagen en sí es la captura de la doble hélice del ADN, y fue lograda mediante la difracción de rayos X. Esta técnica fue creada y perfeccionada por la propia Rosalind, quien se especializó en su utilización para la captura de sustancias amorfas.

La científica trabajaba en el laboratorio del King´s College de Londres junto a Maurice Wilkins.Cuando Franklin logró la histórica foto, Wilkins, ambicioso y sin escrúpulos, se puso en contacto con el reconocido biólogo James Watson, quien se encontraba trabajando en la misma búsqueda. Gracias a la foto, hicieron un modelo en tres dimensiones del ADN que les valió la publicación en la revista Nature y luego el Premio Nobel de Medicina de 1962.

La verdadera autora del primer eslabón de este hallazgo, Rosalind Franklin, murió a los 37 años por un cáncer de ovarios provocado por la exposición a la radiación; ni en vida, ni luego de su muerte, fue mencionada por Watson y Wilkins como la autora de la fotografía 51, que dio lugar a la captación de la estructura del ADN.

¿Qué es la fotografía número 51 1

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR