Hablar hoy en día de violación, y más aún si esta ha sido de naturaleza sexual, sigue siendo en la mayoría de las sociedades, un tema cargado con tanto tabú como hace 200 años, por lo que vemos relevante plantearte un grupo de estrategias y recursos que requerirás implementar en el infortunado caso de ser víctima de una violación sexual.

Ciertamente queda claro que el acto sexual deber ser un hecho espontáneo y efectuado de un modo completamente voluntario entre las partes interactuantes, sin embargo, existen condiciones en las cuales, una persona llega a ser sometida sexualmente, viéndose obligada a resistir una relación sexual que no desea y para la cual no se encuentra dispuesta, esta condición que vulnera los derechos sexuales de las personas es considerada como violación.

Las víctimas

Existe aún la errada creencia que sólo las mujeres son víctimas de violación sexual, y aunque éstas se mantengan estadísticamente por encima de las demás cifras, no son el único blanco que esta terrible forma de abuso de unos contra otros pueda tener, de hecho, se trata de un problema con múltiples vertientes y por ende una vasta combinación de elementos que hacen posible a la violación sexual.

Enfrentar la realidad

Quien ha sido víctima de una violación sexual, termina siendo presa también de un gran cúmulo de sentimientos, sensaciones y emociones, que necesitarán ser atendidas, en función de permitir a la persona perjudicada, enfrentar la situación para poder sobreponerse a ella y retomar las riendas de su vida con la mayor normalidad posible, recibiendo las herramientas adecuadas para que la culpa y vergüenza que suelen desarrollarse tras la violación en la víctima, sean superadas, teniéndose siempre en cuenta que la violación sexual, en la gran mayoría de las culturas en el mundo, es un hecho punible ante la ley, considerándose como un delito de mayor o menor condena, dependiendo de los agravantes que puedan estar involucrados con el hecho.

Qué hacer

Para poder obtener la ayuda necesaria, la víctima de violación deberá en primer lugar, reportar el hecho a las autoridades, brindando toda la información posible sobre el victimario, de manera que puedan intervenir de manera eficaz y eficiente, deteniendo a quien cometiese el acto y permitiendo que la ley recarga con toda su fuerza sobre él, ya que quien ha sido capaz de violar a una persona, muy posiblemente será capaz de volver a hacerlo con cualquier otra, hacer justicia en este caso, no es sólo un modo de resarcir a la víctima de la violación, sino de prevenir que este delito se siga promoviendo.

Permitir que las experticias de la policía puedan esclarecer el caso de violación, no sólo se logra contando lo ocurrido, sino tomando del propio cuerpo de la víctima las evidencias necesarias para la investigación criminalística, esto evidentemente resulta aún más perturbador para la víctima, ya que nuevamente deberá poner su cuerpo en manos de alguien con quien en realidad no tiene ninguna intención de estar, sin embargo, debe apoyarse a la víctima para que pueda enfrentar la situación de la manera más objetiva posible, comprendiendo que ya no está siendo victimizada, ni agredida, ni violada de ninguna manera por parte de quien está explorando su cuerpo en búsqueda de evidencia.

La investigación forense requiere que la víctima deje sobre sí misma la mayor cantidad de evidencias posibles, por lo que deben evitarse las frenéticas duchas y cambios de ropa que una víctima de violación siente necesidad de hacer.

En el caso de violación de una mujer en etapa fértil de su vida, debe ser atendida a la brevedad posible con un anticonceptivo de emergencia, que le pueda ayudar a evitar un embarazo no deseado, producto de la violación.

Del mismo modo, debe seguirse la profilaxis necesaria para reducir al máximo el riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual, en especial aquellas para las cuales no hay curas posteriores, como la hepatitis y el VIH.

Una vez atendida la víctima de violación en todos los aspectos de emergencia que la situación amerita, el posterior apoyo psicológico y psicoterapéutico que se le pueda brindar, será siempre de relevancia para que pueda terminar de enfrentar la situación y reponerse de ella.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR