Los accidentes en casa pueden ser comunes. Sin embargo, estar enterados sobre cómo tratar algunos de ellos le puede ayudar, e incluso, salvar la vida.

En el caso de las quemaduras, ya sean por agua caliente, aceite, algún ácido o quizá con la plancha, lo importante es determinar qué tipo de quemadura es.

Hay tres grados básicos. El primero son las quemaduras de primer grado, son las que solo afectan la capa exterior de la piel, causando que ésta se enrojezca y posiblemente se inflame. Usualmente, pero no siempre, hay dolor.

Las de segundo grado ocurren cuando la segunda capa de la piel ha sido quemada. Estas quemaduras duelen intensamente y se dan con ampollas e inflamación.

Las de tercer grado ocurren cuando la quemadura atraviesa todas las capas de piel. Esta clase causa daño permanente a la hipodermis, músculo e incluso hueso y puede ser letal. En este caso es indispensable acudir a un centro hospitalario.

El grado de la quemadura no es el único factor importante. Si una quemadura de primer grado afecta a grandes áreas en una articulación, nalgas, pies, rostro, manos o ingle, es una quemadura mayor. Si una quemadura de segundo grado afecta un área de tres o más pulgadas de diámetro, también es una quemadura de este tipo.

Todas las quemaduras de tercer grado son quemaduras mayores.

Quemaduras menores

Para quemaduras menores, debe hacer correr agua sobre el área afectada. En casos de primer grado, basta con hacer correr agua durante 5 minutos, o hasta que la víctima deje de sentir dolor.

Para las de segundo grado, deje que el agua corra 15 o más minutos. Las quemaduras en algunos lugares pueden presentar dificultades para mantenerlas bajo el agua corriendo; en estos casos, aplique un paño humedecido en agua con hielo en el área quemada. No use hielo directamente, porque esto puede causar congelamiento.

Aplique gel para quemaduras en la herida, si así lo desea. Los geles tópicos para quemaduras están diseñados especialmente para prevenir infecciones y aliviar el dolor. Evite usar otros ungüentos o manteca de cacao en la quemadura.

Remedios caseros para quemaduras menores

Miel: Cuando se sufre de una quemadura, la miel, sin duda alguna, puede ser usada para obtener alivio. La miel puede desinfectar con éxito las heridas y curar las quemaduras. Cuando se aplica a la lesión, extrae los fluidos de los tejidos y así limpia la zona quemada. Ponga miel en un vendaje de gasa y luego aplíquelo directamente sobre la quemadura. Cambie la venda tres a cuatro veces al día para una curación más rápida y con menos dolor y cicatrices.

Qué hacer frente a las quemaduras graves

1. Busque asistencia médica de emergencia inmediatamente.

2 .Evite remover prendas quemadas, aplicar ungüentos o cremas a base de aceite o hacer correr agua fría en áreas extensas de quemadura. Todo esto puede ser perjudicial para el proceso de sanación.

3 .Cubra el área afectada con vendas estériles, toallas o sábanas húmedas. Separe cualquier dedo quemado y envuélvalo con gasa estéril.

4 .Eleve las partes del cuerpo quemadas. A menos que la quemadura sea en la cabeza, cuello, pierna o espalda, coloque a la víctima de espaldas y eleve sus pies para prevenir choque circulatorio. No use almohadas bajo la cabeza de la víctima.

Esto es lo que no debe hacer cuando tenga una quemadura grave

1 .No aplique ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni ningún otro remedio casero en las quemaduras graves.

2 .No respire, sople ni tosa sobre la quemadura.

3 .No toque la piel muerta o ampollada.

4 .No retire la ropa que esté pegada a la piel.

5 .No administre nada a la persona por vía oral si hay una quemadura grave.

6 .No ponga una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar shock (choque).

7 .No coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.

Donaldo Ortiz
Dermatólogo

El tratamiento a seguir con las quemaduras menores es el mismo, sin importar que la quemadura haya sido con agua, ácido o aceite. Lo importante es identificar el nivel de la quemadura. Para esto es importante tener en cuenta el tamaño de la quemadura y su nivel de profundidad. Así mismo, la edad de la persona quemada, porque un niño o un adulto mayor requieren más cuidado frente a este tipo de quemaduras menores, e incluso, deberían ser llevados de inmediato a una institución medica.

Lo importante en este tipo de quemaduras es hacer correr suficiente aguar sobre la zona afectada y aplicar hielo. También tomar algún anti-inflamatorio.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR