Establecer su salud financiera será vital para buscar un remedio que alivie su bolsillo. Vea cómo puede hacer un diagnóstico de qué tan ‘enfermo’, financieramente, se encuentra su bolsillo.

Tal y como ocurre con los primeros síntomas de una fuerte gripa, una deuda también puede quitarle el sueño y congestionarlo.

Y es que una obligación sin cancelar puede ser tan intranquilizante como un malestar corporal.

Para identificar qué tan saludables son sus finanzas y si sus deudas se le pueden convertir en una jaqueca, lo primero que hay que hacer es evaluar cuáles son sus hábitos financieros, sus pensamientos y creencias, aspectos familiares y cómo todo esto puede impactar los resultados económicos de una persona.

Según Jairo Forero, entrenador financiero y autor del libro “Por fin libre de deudas”, un diagnóstico financiero es sinónimo de un diagnóstico de la vida de una persona.

“En gran parte su historia, su presente, las personas que le rodean, su mentalidad, educación y múltiples factores, convergen en sus ingresos, ahorros, inversiones, gastos y deudas”, dice Forero.

En otras palabras, si una deuda lo aqueja, hay que identificar en cuál o cuáles de estos aspectos de la vida se gasta demasiado y si vale la pena seguir haciéndolo.

“Comprar excesivamente y gastar dinero en lo que a veces no necesita depende de varios factores como querer impresionar a alguien o gastar más de lo que gana sin pensar qué impactos puede tener esto a futuro. Esto puede ‘enfermar’ sus finanzas”, dice Álex Mejía, coaching empresarial.

Ambos entrenadores financieros coinciden en que el remedio para curar una deuda está en identificar los aspectos negativos de cómo maneja sus finanzas y con base en eso construir el plan y la estrategia financiera orientada a un cambio económico saludable.

“Las deudas son el resultado, el fruto, la consecuencia de una serie de causas. A lo largo de estos 10 años de experiencia, que llevo como entrenador financiero, he identificado alrededor de 75 causas de deudas y problemas financieros. Cada persona o familia presenta un conjunto de 3 causas principales”, dice Jairo Forero.

“La información financiera no sirve de nada si no se interpreta y comprende correctamente”, agregó Mejía.

‘UN ANTÍDOTO PARA LA ENFERMEDAD’

Según estos expertos, lo primero que debe hacer, luego de haber identificado de dónde proviene la ‘enfermedad’, es hablar sobre sus finanzas en su hogar, con su pareja, si es que la tiene.

Aunque no crea, salir de una deuda es más fácil si es una tarea mutua y todos, incluidos los hijos, saben cuál es su estado real.

Además, si es de los que tienen dinero en la mano y lo derrocha en antojos, trate de buscar alternativas que le eviten tener gran cantidad de plata en el bolsillo.

Piense en una transferencia automática mensual, a través de su banco, que le descuente sus obligaciones y con ello evitará también hacer largas filas, en las entidades bancarias.

Priorice las deudas y verá que pronto ese ‘malestar’ desaparecerá.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR