La amistad es un lazo que se construye con el tiempo, con buenas experiencias pero también con uno que otro mal recuerdo. Cada persona puede tener una visión distinta del concepto, pero lo cierto es que los amigos son esas personas que suelen estar en ciertos momentos: eso sí, puede que aquel que lo acompañe en los más tristes no sea el mismo que esté con usted cuando de rumba se trata; pero por lo general, usted construye un grupo de personas que responden a ciertas características de personalidad comunes con usted, así como de percepción de vida.

Es por eso mismo que el dinero no es un tema ajeno a esto. Y aunque puede que el amigo de toda su vida ya no sea el mismo irresponsable que se gastaba las vueltas del mandado en dulces, hoy en día, quizás tiene unos hábitos de ahorro mucho más saludables que los suyos…o puede que no.

Lo bueno es que, por lo general, los grupos de amigos se complementan entre ellos, así que mientras unos son dados a gastar más, hay otros que siempre le ponen ‘el freno’ a ese tipo de momentos.

En sí, pueden existir una gran variedad de perfiles, por lo que Finanzas Personales le expone aquí algunos de los más comunes para que usted se identifique con alguno y comprenda cómo le está ayudando a sus amigos en sus finanzas o, también, identifique cuáles son los que tiene:

El vividor

Es de esas personas que siempre se excusa en que no tiene plata para el taxi o que después de un par de cervezas se desaparece a la hora de pagar la cuenta. Puede que sea de esas personas que siempre dispone de su hombro para llorar o que ofrece buenos consejos para las situaciones, pero que definitivamente siempre se aprovecha de sus amistades con el fin de ahorrarse ese dinerito de más cada vez que salen: o que aprovecha que sabe que tiene dinero para que lo invite a cosas o hace que gaste más de lo que debe.

El ‘niño rico’

Durante toda su vida y, desde que los demás lo conocen, ha tenido todo lo que ha querido: desde el primer portátil en el colegio hasta el viaje a Japón por el que todos lo envidian. Eso sí, es porque ha sido afortunado y porque su familia ha tenido todas las comodidades económicas. Incluso, puede suceder que es de quienes se la pasa viajando y que aún quizás no conoce el significado de trabajar por necesidad. Incluso, dentro de un grupo de amistades, puede tratarse del alcahueta que siempre dispone de la finca o de la casa para hacer fiestas o a quien no le interesa asumir la cuenta de una salida.

El ‘siempre a la moda’

Quizás más común entre las mujeres, son aquellos amigos que siempre procuran vestir lo mejor y seguir las tendencias y es, por eso mismo, que es a quien primero le puede consultar cuando se trata de hacer una compra de ropa importante, no sólo porque le dan los mejores consejos sino también porque lo llevan a sitios en los que no resulta tan costoso comprar y que es de calidad.

El que no le gusta salir

Es aquel que por más planes que se le propongan y que resulten interesantes, siempre prefiere quedarse en casa para ver una película, hacer una comida o simplemente para reunirse. No sólo se trata de aquel que ayuda a ahorrar más entre su grupo de amigos, sino también de aquel que quizás ya empezó a darse cuenta que es mucho mejor ahorrar dinero que perderlo en trago o en rumba.

El paternal

Quizás es aquel a quien quieren todos más, por su actitud y por su disponibilidad siempre. Rescata a cualquiera, ya sea en temas de dinero por una deuda o por una ‘tusa’, pero también es quien da esas lecciones sobre la importancia del ahorro y la inversión al futuro, quien cuestiona de sus compras costosas y su utilidad y quien rara vez le dice “bueno, esta vez, porque se lo merece” permitiéndole darse un gusto por algo. Lo puede identificar más por esa particular mirada que le hace cuando, al usted comprar algo, lo regaña sin tener que decirle nada.

El ‘vaciado’

Se aparece muy de vez en cuando porque ‘nada que consigue trabajo’ así que tampoco tiene dinero para salir y, cuando se le invita, suele inventar un par de excusas para no ir. La verdad, con este tipo de amigos, es que no le gusta ser un abusador y si no tiene dinero para contribuir a las salidas o invitar, prefiere no ir. Es uno de los más honestos.

El que siempre está encima suyo

Por cosas de la vida puede tener un amigo con el que pareciera que está en competencia constante, aunque no sea así. Curiosamente una vez usted consigue un trabajo mejor, él consigue uno que pareciera borrar el suyo. O que quizás si usted se fue de vacaciones dentro del país, él fue a un destino internacional y por mucho más tiempo. Lo que puede suceder es que, inconscientemente, se trate de superar el nivel de vida del otro; lo que puede llevar a ciertos resentimientos. Para ello, la clave es dejar de compartir ciertos triunfos o dejar de felicitar a la persona constantemente por todo.

El entrometido

Y en cuestiones de dinero, esto puede ser más complicado. Es de esas personas que, si usted consiguió un aumento, quiere saber de cuánto o que si quizás compró una casa, quiere saberlo también… puede ser desde el pequeño detalle de cuánto costó el par de zapatos que hoy estrena hasta cómo hizo para ahorrar dinero en el último viaje que hizo. Puede resultar alguien incómodo, porque quizás puede que solo le interese saber sus mecanismos para ahorrar pero también puede ser alguien chismoso.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR