Según datos de las páginas pornográficas, en Estados Unidos la mayoría de las cuentas pertenecen a personas religiosas y entre más conservador el estado mayor número de cuentas tiene. Es decir, a pesar de que aseguran estar en contra, la realidad demuestra que las personas religiosas consumen más pornografía que la mayoría de las personas.

Aunque parezca algo difícil de comprender, una investigación publicada en Sexual Addiction & Compulsivity: The Journal of Treatment & Prevention trata de explicar este fenómeno. Para eso los investigadores estudiaron cómo las personas que se autodenominaban altamente religiosas reaccionaban sobre el consumo de la pornografía.

La doctora Cara MacInnis de la University of Calgary, observó que la población creyente consume una cantidad pequeña de pornografía por lo cual no se convierte en una adicción. Sin embargo, la comunidad religiosa considera a las películas XXX como inmorales y pecaminosas.

Así que para este estudio se pidió a 200 estadounidenses que realizaran una encuesta sobre su nivel de religiosidad. Los datos arrojaron que el 42% de los encuestados eran cristianos, mientras que el otro 48% ateos. Posteriormente, se mostraron los datos recopilados sobre las discrepancias en el consumo de la pornografía y, tal como se esperaba, las personas religiosas negaban la veracidad de los datos y opinaban que estos tenían detrás motivos políticos.

Para la doctora MacInnis es normal que lo nieguen, ya que va en contra de lo que creen y lo que son como sociedad. Aunque datos de una investigación similar llevada a cabo en 2009 por la Escuela de Negocios de Harvard fueron iguales a los de esta investigación.

Entonces ¿Cómo se explica esta relación tan extraña? Para explicarlo los científicos se apoyaron en teorías de psicoanálisis, las que sugieren que cuando una persona está en contra de un comportamiento es cuando más se ve atraída a este.

Sin embargo, la doctora afirmó que los resultados no revelan la realidad de sus hábitos, ya que pudieron haber faltado datos que explicaran esta discrepancia. ¿Tú qué opinas? ¿Crees que de verdad las personas religiosas consumen más pornografía? O ¿Es una simple casualidad? Esperamos ver tu comentario acá abajo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR