Dolor de muelas

Entre las cosas más molestas y desesperantes que se puedan experimentar, definitivamente se encuentra el tan indeseado dolor de muelas. Este es un problema bastante común, tanto que la mayoría de las personas lo han padecido en algún momento de su vida. Una de las principales causas de este dolor es la acumulación de caries provocada por una mala higiene dental, la cual ocasiona la afectación del nervio del diente que termina por generar el intenso y punzante sufrimiento.

Lo más recomendable es acudir con prontitud al dentista, que determinará una solución definitiva ya sea implementando un tratamiento de endodoncia o realizando una extracción dental, entre las alternativas más utilizadas.

Mientras esto ocurre, existen diversas opciones para aliviar el dolor de muelas por las que puedes optar, como algunos remedios caseros que suelen ser eficaces cuando el padecimiento no es demasiado fuerte.

Té negro

Es una bebida milenaria a la que se atribuyen una variedad de beneficios. Contiene ácido tánico, una sustancia que reduce la inflamación y el dolor en toda la boca, por lo que se considera un remedio muy eficaz para estos casos. Basta con colocar una bolsita de té negro caliente en la parte afectada un par de veces al día y podrás sentir alivio en poco tiempo.

Agua oxigenada

Otro buen remedio para aliviar el dolor de muelas, al que se le atribuye su eficacia por sus efectos antibacterianos, es la aplicación de un poco de agua oxigenada en la zona dental afectada. Para ello solo se requiere empapar un poco de algodón con agua oxigenada y aplicar en la zona del dolor hasta que se logre bajar la inflamación.

Clavos de olor

Contienen una sustancia denominada eugenol que es ideal para tratar el dolor dental y reducir la inflamación en el área de las encías. Simplemente se aplica un par de clavos de olor en la encía afectada y en pocos minutos el dolor comenzará a disminuir.

Ajo

Es un alimento conocido por tener múltiples características que ayudan a beneficiar la salud, entre las cuales se destacan sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias. Triturar un par de dientes de ajo y aplicarlos sobre las encías es suficiente para que el dolor comience a desaparecer.

Chile y jenjibre

Consiste en mezclar en partes iguales un poco de chile y jenjibre en una taza con agua revolviendo hasta formar una especie de pasta, luego debes aplicar esta combinación en la zona afectada y esperar el alivio tras unos cuantos minutos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR