Según un reciente estudio, los cerebros masculinos y femeninos funcionan de manera diferente a nivel molecular en el hipocampo. Este descubrimiento supone un gran avance en la medicina, ya que se podrían comenzar a recetar determinados fármacos en función del sexo del paciente.

Un equipo de investigadores de la Universidad Northwestern (Illinois, EE.UU.) ha hallado que entre el cerebro masculino y el femenino existe una clara diferencia biológica intrínseca que radica en la diferente regulación molecular de la forma en la que se produce la sinapsis en el hipocampo (región cerebral implicada en el aprendizaje, la memoria, las respuestas al estrés y la epilepsia), informa el diario ‘The Free Press Journal’.

Esto proporciona una razón científica para creer que los cerebros masculinos y femeninos pueden responder de manera diferente a los medicamentos destinados a ciertas vías sinápticas, con lo que se podría comenzar a escoger el fármaco terapéutico idóneo en función del sexo del paciente.

“La importancia del estudio de las diferencias sexuales en el cerebro trata de hacer a la biología y a la medicina relevante para todos, tanto para los hombres como para las mujeres”, afirma Catherine Woolley, autora principal de la investigación.

Entre sus hallazgos, los investigadores descubrieron que un fármaco, llamado ‘URB-597’, aumentó el efecto inhibidor de la anandamina, un neurotransmisor endocannabinoide, causando que se liberase en menor medida al espacio sináptico. En los cerebros masculinos, el fármaco no tuvo efecto.

A pesar de que esta prueba de laboratorio fue realizada en ratas, actualmente está siendo probada en ensayos clínicos en humanos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR