Cuando tienes un trabajo de oficina, el lugar se convierte en tu segunda casa, pasas ahí la mayor parte del día y llegas a conocer a todos tus compañeros de una forma muy personal, lo que puede causar una relación amorosa de oficina.

Según el Wall Street Journal, 40% de los oficinistas mantienen relaciones amorosas con sus compañeros de trabajo, pero ¿es realmente una buena idea? Aquí te decimos porque NO lo es.

Razones para no tener un romance en la oficina

1.- Estos romances crean pensamientos de favoritismo y conflicto de intereses

2.- Si una relación se termina el clima laboral cambia y se vuelve negativo

3.- Casi nunca es una relación formal y se buscará mantener oculta

4.- Los romances en la oficina son mal vistos porque interrumpen el desempeño laboral

5.- En casos extremos, las personas involucradas son despedidas o se trasladan a otras áreas

6.- Muchas empresas no permiten los romances en el trabajo y castigan fuertemente a los involucrados

La mejor recomendación es mantener el área de trabajo como un ambiente de amigos y no involucrar relaciones amorosas, en caso de hacerlo pactar bien los puntos de la relación para evitar malentendidos y no crear un entorno donde se entorpezcan las actividades laborales. El respeto a los compañeros de trabajo es fundamental cuando estas personas toman la decisión de tener una relación más allá de lo laboral.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR